Mercados de Wall Street y México amplían pérdidas por coronavirus
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Mercados de Wall Street y México amplían pérdidas por coronavirus

COMPARTIR

···
menu-trigger

Mercados de Wall Street y México amplían pérdidas por coronavirus

bulletLas ventas de acciones en los mercados de EU y en el país continuaron con pérdidas de hasta 2.46%. Sin embargo, en el balance semanal, la tendencia es opuesta.

Rubén Rivera
06/03/2020
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Los mercados en Estados Unidos y México cayeron este viernes ante los crecientes temores por la propagación del coronavirus en el mundo.

Al cierre, el promedio industrial Dow Jones retrocedió 0.98 por ciento, que lo ubican en 25 mil 864 puntos; el S&P 500 cayó 1.71 por ciento, a las 2 mil 972 unidades, y el tecnológico Nasdaq perdió 1.87 por ciento, a los 8 mil 575 puntos.

A pesar de las fuertes ventas observadas en la semana, los índices pusieron el balance de los cinco días en positivo y subieron 1.79 por ciento, 0.61 por ciento y 0.10 por ciento, respectivamente.

En México, los índices accionarios se unieron a los negativos globales y despidieron este viernes con fuertes caídas, la segunda de forma consecutiva en una sesión que contó con la publicación de indicadores del Inegi y el recorte en los pronósticos de crecimiento por parte de la agencia calificadora Moody´s .

El Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) cayó 2.46 por ciento, a los 41 mil 388 puntos. Mientras que, el FTSE BIVA tropezó 2.3 por ciento, a los 853 puntos.

A pesar de las fuertes pérdidas de los últimos dos días, los índices apuntaron un saldo positivo de 0.16 por ciento, en la semana.

A nivel accionario las ganancias fueron lideradas por los títulos de Alpek que ganó 0.31 por ciento, seguido de El Puerto de Liverpool, Cuervo y Mega Cable. Mientras que los títulos que cayeron fueron Orbia que retrocedió 7.66 por ciento, seguido de Grupo Carso, Cemex y Alsea.

En el resto del mundo, los principales índices también se 'tiñeron' de rojo. En Europa las pérdidas fueron del 3 por ciento y de 2 pro ciento para Asia.

En tanto, los rendimientos de los bonos cayeron a niveles récord. El rendimiento del bono del Tesoro a 10 años se hundió a 0.66 por ciento.

Debido a que el coronavirus COVID-19 es nuevo, los expertos no están seguros de hasta qué punto se extenderá y cuánto daño causará, tanto a la salud como a la economía.

Muchos analistas e inversores profesionales dicen que esperan que los cambios bruscos del mercado continúen mientras se acelere el número de casos nuevos.

Al principio, los economistas esperaban que el virus afectara principalmente a China, causando una interrupción a corto plazo con un rápido rebote. Eso fue lo que sucedió cuando el SARS golpeó a China y Hong Kong en 2003.

Pero el virus estalló en China, la cantidad de infecciones ha superado las 100 mil en todo el mundo y las empresas están reportando éxitos en sus ganancias.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) recortó esta semana su pronóstico para el crecimiento económico mundial para 2020 del 2.9 por ciento al 2.4 ciento.

La Fed sorprendió al mercado a principios de esta semana al reducir las tasas de interés medio punto porcentual. Los inversores esperan que otros bancos centrales de todo el mundo hagan lo mismo con la esperanza de apoyar a los mercados.

Al mismo tiempo, hay muchas dudas sobre cuánto efecto pueden tener las tasas más bajas. Los préstamos más baratos pueden alentar a las personas y las empresas a realizar grandes compras, pero no pueden hacer que los trabajadores vuelvan a las fábricas si están en cuarentena.

A principios de esta semana, se produjo un impulso para las acciones después de que el Congreso acordó un proyecto de ley de 8.3 mil millones de dólares para combatir el coronavirus, que el presidente Donald Trump firmó este viernes. Pero los inversores dicen que una desaceleración en la economía parece inevitable, y necesitan que las tasas de infección disminuyan antes de volverse más optimistas.

Durante la ola de ventas de este viernes los mercados no prestaron atención al último informe del empleo en Estados Unidos, que mostró su mayor alza en casi dos años.

La nómina no agrícola estadounidense mostró la creación de 273 mil empleos en febrero, 98 mil más a las creadas en enero. Mientras que la tasa de desempleo se contrajo 3.5 por ciento y los salarios promedio por hora aumentaron 0.3 por ciento en el mes.

En México, se publicaron datos del Inegi que confirmaron que la inversión fija bruta se contrajo 0.3 por ciento en 2019.

También, la agencia calificadora Moody´s recortó este viernes su pronóstico de crecimiento para México en 2020 por segunda ocasión en el año, a 0.9 por ciento, desde la previsión de febrero que era del 1 por ciento.

En el mercado energético se observaron fuertes pérdidas, con los precios de las principales mezclas de petróleo cayendo de forma estrepitosa. Las conversaciones entre la OPEP+ terminaron en un fracaso dramático, augurando el fin de una alianza diplomática entre Arabia Saudita y Rusia que ha apuntalado los precios del crudo y ha cambiado el equilibrio de poder en el medio oriente.

El WTI cayó 9.49 por ciento, a los 41.57 dólares por barril. Mientras que, el Brent de Londres 'resbaló' 9.02 por ciento, a los 45.48 dólares por barril.

Con información de AP