Los optimistas 'respaldan' al peso frente a panorama económico desalentador en México
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Los optimistas 'respaldan' al peso frente a panorama económico desalentador en México

COMPARTIR

···
menu-trigger

Los optimistas 'respaldan' al peso frente a panorama económico desalentador en México

bulletPese a que el país se enfrenta a su peor recesión en casi un siglo, los analistas de divisas esperan que el peso se fortalezca hasta 9.8 por ciento para fin de año.

Bloomberg / Justin Villamil, George Lei y Jaqueline Ting Quesada
06/07/2020
Actualización 06/07/2020 - 15:06
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

La moneda de México y su economía se mueven en direcciones opuestas, lo que favorece a los alcistas del peso.

Pese a que el país se enfrenta a su peor recesión en casi un siglo, los analistas de divisas esperan que el peso se fortalezca hasta 9.8 por ciento para fin de año. La razón: la inflación subyacente está estancada por sobre el objetivo de 3 por ciento del banco central, lo que significa que Banxico no puede reducir fuertemente las tasas de interés, que se encuentran entre las más altas del mundo, tanto en términos nominales como reales.

“México tiene más de un año y medio en recesión, y la inflación subyacente se mantiene arriba de 3.5 por ciento”, dijo Carlos Capistrán, economista de Bank of America Securities Inc. en Nueva York. “Así es que eso es un motivo para que Banxico se mantenga cauteloso a pesar del colapso económico”.

Banxico ya recortó este año las tasas en 225 puntos básicos, incluida una reducción de medio punto porcentual anunciada la semana pasada, cuando el banco dejó abierta la posibilidad de una mayor flexibilización, pero resaltó los riesgos inflacionarios. Los operadores apuestan a que los encargados de política monetaria recortarán un nuevo punto porcentual antes de fin de año, lo que llevaría la tasa de referencia a 4 por ciento.

Mientras tanto, este año, la contracción económica mexicana, de 8.1 por ciento, estará entre las peores de los mercados emergentes del mundo, según proyecciones compiladas por Bloomberg. Solo en abril, más de 12 millones de mexicanos -alrededor de 10 por ciento de la población- perdieron sus empleos o estos quedaron congelados.

El peso perdió una quinta parte de su valor frente al dólar en el primer trimestre antes de recuperar 3 por ciento entre abril y junio. Ahora se cotiza a cerca de 22.18 por dólar.

“El posicionamiento de inicio de año estaba muy cargado en el peso mexicano”, dijo Claudia Ceja, estratega de BBVA en Ciudad de México. “Pero ya con un posicionamiento neutral y con Banxico recortando -aún con más espacio que el resto-, debería favorecer una recuperación”.

Datos de Commodity Futures Trading Commission muestran que los inversores mantuvieron posiciones largas netas en contratos de futuros de 23.178 pesos al 23 de junio. Eso se compara con un máximo récord de 170.366 contratos hace cinco meses.

Mientras que la última encuesta de economistas de Citibanamex, del 1 de julio, mostró un consenso en las expectativas de que el peso termine el año en 22.78 por dólar, no muy diferente a los niveles actuales, Ceja dice que la moneda avanzará más, a 21 unidades. Ilya Gofshteyn, estratega de Standard Chartered en Nueva York, espera que se fortalezca aún más, a 20 por dólar.

“Es la moneda latinoamericana con la que soy más optimista”, dijo. “El carry del peso continúa comparándose favorablemente con la mayoría de los otros pares de mercados emergentes”.

La tasa de 5 por ciento de México se compara con aquellas de 2.25 por ciento en Brasil, 0.5 por ciento en Chile y 0.25 por ciento en Perú. Entre las principales economías de mercados emergentes, solo Argentina y Turquía tienen tasas de política más altas que México.