Mercados

Los 'diablos' derrotan a los 'ángeles' en la Bolsa Mexicana de Valores

El índice DIBol cerró el pasado viernes en los mil 379.67 enteros, lo que representó una variación acumulada en el año de 24.61 por ciento.

El diablo anda suelto en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) y le está ganando la batalla a los ángeles con la rentabilidad del trac referenciado al Índice de Precios y Cotizaciones (S&P/BMV IPC), en su versión inversa (DIBol), mejor conocido como DIABLO.

El ÁNGEL (DDBol) y el DIABLO (DIBol) son dos Exchange Traded Funds (ETF) referenciados al principal índice accionario de la BMV, en donde se negocian en el mercado de capitales como una acción.

El índice DIBol está diseñado para proveer el rendimiento diario, pero con signo contrario del IPC, por lo que expresa el rendimiento del este indicador a la inversa y si la principal referencia bursátil gana, el DIABLO entregará una pérdida de la misma magnitud y viceversa. Así, si el IPC baja dos por ciento, este trac referenciado avanza dos por ciento.

De acuerdo con datos de la BMV, el índice DIBol cotizaba sobre los mil 107.18 puntos al cierre del 2019; mientras que el viernes cerró en los mil 379.67 enteros, por lo que representó una variación acumulada en el año de 24.61 por ciento.

Tan sólo el Índice de Precios y Cotizaciones (S&P/BMV IPC) acumuló en lo que va del año una pérdida nominal de 21.29 por ciento, su peor arranque de año desde 1995, debido a la predominante volatilidad en las últimas tres semanas que tomó forma con un contundente giro bajista, provocado por la afectación del coronavirus (Covid-19) en la economía mundial y la guerra en los precios del petróleo.

ÁNGEL CON PÉRDIDAS

Por su parte, el ANGEL (DDBol) replica el rendimiento del Índice de Precios y Cotizaciones al doble, esto es, si el IPC gana 1.0 por ciento en una jornada, el trac tendrá un incremento de 2.0 por ciento en el mismo lapso.

En este contexto, el DDBol cerró el viernes en dos mil 641.60 enteros, lejos de las cuatro mil 369.74 unidades al cierre del 2019, lo que representó una variación negativa en lo que va del año de 39.54 por ciento.

"Desafortunadamente no son muy conocidos entre el público inversionista, en general, pero sí hay varios instrumentos que han tenido ganancias importantes, pero en México, lo que se había visto de estos tracs será que los spreads eran amplios, por lo que no había tenido tanta demanda entre los inversionistas", precisó Gerardo Copca, director de mercado de capitales de MetAnálisis.

Y es que los tracs permiten que el inversionista tenga la flexibilidad de aprovechar movimientos bajistas en los mercados, facilitando la administración de riesgos de su portafolio; la pérdida máxima está limitada a la inversión inicial, por lo que los ETF apalancados son productos sofisticados, por lo que antes de invertir, la base inversionista debe de entender el apalancamiento y la composición diaria de los rendimientos porque se basan en expectativas.

Copca detalló que en este contexto, el IPC está en niveles de noviembre del 2011, con los 34 mil 269.51 enteros que tocó el viernes, lo que representa que está altamente castigado.

En este año ambos tracs referenciados al IPC cumplen una década de haber visto la luz.