Femsa, Liverpool y América Móvil caen tras revisión de perspectiva de S&P
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Femsa, Liverpool y América Móvil caen tras revisión de perspectiva de S&P

COMPARTIR

···
menu-trigger

Femsa, Liverpool y América Móvil caen tras revisión de perspectiva de S&P

bulletLas presiones a la baja se mantuvieron hasta el cierre de la Bolsa para las tres empresas, un día después de que la agencia revisara a la baja la perspectiva de las calificaciones crediticias de estable a negativa. América Móvil cerró en baja de 2.04%

Redacción
05/03/2019
Actualización 05/03/2019 - 15:28
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

CIUDAD DE MÉXICO.- Las acciones de las firmas mexicanas América Móvil, Liverpool y Coca-Cola FEMSA (KOF) cayeron al final de la jornada de este martes en la Bolsa mexicana, un día después de que la agencia Standard and Poor's (S&P) revisara la perspectiva de sus calificaciones crediticias a negativa desde estable.

Los títulos de América Móvil, del empresario Carlos Slim, cayó al cierre 2.04 por ciento, a 13.43 pesos; mientras que los papeles de la cadena de tiendas departamentales Liverpool bajan 1.87 por ciento, a 117.27 pesos.

En tanto que los papeles de Coca-Cola FEMSA (KOF), la mayor embotelladora de la popular marca en el mundo, terminó con una caída de 0.20 por ciento, en 116.02 pesos.

El lunes, la calificadora S&P decidió modificar la perspectiva de calificación de las tres empresas de estable a negativa, aunque mantuvo su calificación en 'mxAAA'.

La firma estadounidense refirió que la revisión en el caso específico de América Móvil y Coca-Cola FEMSA fue debido a que las empresas de telecomunicaciones y de bebidas son moderadamente sensibles al riesgo país y por su exposición a naciones donde tienen bajas calificaciones como es México.

En el caso de Liverpool, la revisión de la calificadora fue porque ven que la empresa se verá afectada por la dinámica económica de México.

Esto sucede tres días después de que S&P anunciara el cambio en la perspectiva de la calificación de México de estable a negativa, citando menores previsiones de crecimiento económico.