La mezcla mexicana cae a su menor nivel desde mayo, arrastrada por WTI y Brent
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

La mezcla mexicana cae a su menor nivel desde mayo, arrastrada por WTI y Brent

COMPARTIR

···

La mezcla mexicana cae a su menor nivel desde mayo, arrastrada por WTI y Brent

El petróleo mexicano perdió 3.89 dólares, para quedar en 60.53 dólares el barril, su cotización más baja desde el 3 de mayo.

Redacción
13/11/2018
El WTI acumula una racha de 12 sesiones de bajas consecutivas.
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El petróleo mexicano continuó arrastrado por la peor racha bajista de los crudos internacionales desde 1984, al registrar este martes una caída de 3.89 dólares frente a su nivel previo y quedar en 60.53 dólares el barril, su cotización más baja desde el 3 de mayo cuando se cotizó en 59.90 dólares, de acuerdo con información de Pemex.

Sólo en lo que va del mes, la mezcla mexicana de petróleo acumula una caída de 9.64 dólares, influenciada por la fuerte caída de los precios internacionales del crudo.

De hecho, el WTI acumula una racha de 12 sesiones de bajas consecutivas, al cerrar este martes en 55.69 dólares por barril, lo que representa una caída de 4.24 dólares frente a su nivel previo y su nivel más bajo desde el 18 de diciembre de 2017 cuando cotizó en 55.41 dólares.

Desde que comenzó este movimiento bajista –29 de octubre–, el referencial estadounidense acumula una baja de 11.9 dólares.

"Es como una corrida bancaria", dijo Phil Flynn, analista de Price Futures Group en Chicago. "Se está llegando al punto en que ya no se trata de los fundamentales, sino de un colapso total en el precio".

Por su parte, el Brent perdió 4.65 dólares para cerrar operaciones en 65.47 dólares el barril, nivel que no se registraba desde marzo de este año.

Entre los factores que continúan influyendo en el comportamiento de los precios está la oferta de crudo a nivel internacional.

La OPEP advirtió en su reporte mensual, que en 2019 podría darse un superávit en el suministro de crudo ante una desaceleración en la economía mundial y un crecimiento fuerte en la producción de sus rivales, con lo que podría esperarse que el cártel anuncie una reducción del bombeo en su reunión del mes próximo.

De hecho, el mayor exportador mundial, Arabia Saudita, ve con alarma cómo el suministro empieza a superar al consumo, despertando temores de que se repita la sobreabundancia que provocó el desplome de los precios en 2014. El ministro de Energía saudí, Khalid al-Falih, defendió el lunes una reducción del suministro de crudo el próximo año en torno al millón de barriles diarios.

En dicho reporte, la OPEP mencionó que deben mantener su producción petrolera conjunta en 31.5 millones de barriles diarios, con el fin de evitar un exceso de oferta en el mercado, por lo que tendrían que reducir su producción en 1.4 millones de unidades por día hacia el cierre del año.

Sin embargo, el ministro de Energía ruso, Alexander Novak, se mostró menos comprensivo ante la idea de disminuir la producción conjunta durante la reunión del Comité el fin de semana, ya que señaló que se debe esperar a ver cómo evoluciona el mercado antes de tomar una decisión.

Por otra parte, el aumento en el bombeo en los yacimientos de esquisto estadounidenses durante la última década ha impulsado la producción petrolera en ese país hasta máximos históricos este año.

En último reporte, la Administración de Información de Energía (EIA por sus siglas en inglés) informó que la producción de crudo llegó a los 11.6 millones de barriles por día, ayudando a que Estados Unidos no solo dependa menos de las importaciones de crudo, sino que además comienza a ser un participante importante en el mercado de exportaciones de petróleo a nivel internacional con una plataforma de 2.4 millones de barriles diarios.

A su vez, la EIA recortó su estimación de la demanda mundial para 2019, de 101.56 a 101.51 millones de barriles diarios.

Elaborada con información de Reuters y Notimex