La Fed apunta a una ‘pausa monetaria’ durante 2020
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

La Fed apunta a una ‘pausa monetaria’ durante 2020

COMPARTIR

···
menu-trigger

La Fed apunta a una ‘pausa monetaria’ durante 2020

bulletA lo largo de este año, la Reserva Federal de EU ha bajado en tres ocasiones la tasa y, en total, la institución recortó 75 puntos base en 2019.

Rubén Rivera Diego Caso Emilia López
11/12/2019
Actualización 12/12/2019 - 4:50
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Como era esperado por los mercados, la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) decidió mantener sin cambios su tasa de referencia en un rango de 1.50 a 1.75 por ciento, en la que fue su última decisión de política monetaria del año y dio indicios de que esta se mantendría en pausa durante 2020

El anuncio estuvo en línea con lo pronosticado por analistas consultados por Bloomberg, quienes previeron que la tasa referencial permanecería sin cambios de cara a 2020.

Con esto, el Banco Central pausó sus recortes al referencial, después de que en las tres reuniones de Política Monetaria de julio, septiembre y octubre, los miembros de la institución aplicaron reducciones de 25 puntos base. En total, la institución recortó 75 puntos base este año.

En su comunicado, la institución destaca que el mercado laboral continúa siendo fuerte y que la actividad económica ha aumentado a un ritmo moderado. Señala también que el aumento de empleos ha sido sólido y que, en promedio en los últimos meses, la tasa de desempleo ha ido a la baja.

"El Comité Federal considera que la postura actual de la política monetaria es apropiada para apoyar la expansión sostenida de la actividad económica, las fuertes condiciones del mercado laboral y la inflación cerca del objetivo simétrico del 2 por ciento", explica en el documento.

Además, apunta que se monitorearán otros aspectos para las perspectivas económicas, como el desarrollo del panorama económico mundial y menores presiones inflacionarias.

“Esto justifica las nuevas proyecciones del organismo, que no sugieren mayores recortes a las tasas de interés en 2020, mientras que sólo ven un alza en 2021 y otra más en 2022. El tono del comunicado fue neutral, y todavía subraya la importancia de nueva información económica para definir ajustes futuros de política monetaria”, escribió el equipo de análisis de Intercam Casa de Bolsa.

La decisión de la Fed llega en un momento en el que China espera que EU no cumpla con su amenaza de incrementar aranceles el próximo domingo, en tanto que ambos lados se enfocan en reducir las tensiones recortando los impuestos a las importaciones, en vez de remover productos específicos de la lista de sanciones, de acuerdo con personas cercanas al asunto.

Si bien la administración de Donald Trump no ha hecho un anuncio oficial sobre la nueva ronda arancelaria, el secretario de Agricultura de EU, Sonny Perdue, mencionó el lunes que creía que había espacio para “dar unos pasos atrás”.

La decisión de la Fed se conoce también luego de que Robert Lighthizer, representante comercial de EU, firmara el martes el protocolo modificatorio del Tratado comercial entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

El documento enlista una serie de cambios al acuerdo firmado en noviembre de 2018 en Buenos Aires, Argentina, en materia laboral, del medio ambiente y automotriz.

El protocolo deberá ser aprobado por los congresos de los tres países para su ratificación.

En el caso del Senado de México, Ricardo Monreal, presidente de la Junta de Coordinación Política, dijo que la Cámara alta buscará aprobarlo antes del 15 de diciembre, mientras los demócratas de la Cámara de Representantes buscarán hacer lo propio la semana entrante.

El Banco Central europeo dará a conocer mañana su decisión de política monetaria, la última de este año. El Banco de México publicará su movimiento el próximo 19 de diciembre.

En esta ocasión todos los miembros del FOMC decidieron de forma unánime mantener la política monetaria en este rango, situación que no ocurría desde mayo pasado.

En su discurso tras la decisión, el presidente de la Fed, Jerome Powell, señaló que la política monetaria no está en un curso preestablecido, y que existe una menor necesidad de recortes para que la economía avance en estos momentos.

“Nuestra perspectiva económica sigue siendo favorable, a pesar de la evolución mundial y de los riesgos actuales”, mencionó Powell.

Para los analistas, el comunicado apenas vio cambios con respecto al previo, aunque destacaron que el banco central ya no considera incierto su escenario base de ver una expansión sostenida, con un mercado laboral sólido y una inflación cercana al objetivo de 2 por ciento.

Por separado, Carl J Riccadona y Yelena Shulyatyeva, economistas de Bloomberg Intelligence, reforzaron esta tendencia y explicaron en un documento de análisis que la Fed se aleja de la evolución económica del año electoral en Estados Unidos y reforzó este mensaje elevando el umbral de la acción sobre las tasas en cualquier momento cuando sea necesario.

“Los responsables de la política siguen preocupados por la inflación por debajo de los objetivos y los riesgos mundiales, pero confían en que el ajuste hecho desde julio pasado será suficiente para estabilizar el crecimiento, el desempleo y la inflación a los niveles deseables”, indicaron.

De acuerdo con los especialistas, con la tasa de los fondos federales a tres “clics” por debajo de la posición neutral, los responsables de la política son optimistas de que los riesgos previsibles a mediano plazo puedan superarse, aunque aclararon que podrían actuar en ciertos casos. “Por supuesto, si las conversaciones comerciales se rompen o el crecimiento se deteriora la Fed se verá obligada a reducir aún más las tasas”, indicaron.

Con información de Bloomberg.