Terminó la espera: China operará futuros de petróleo en yuanes
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Terminó la espera: China operará futuros de petróleo en yuanes

COMPARTIR

···
menu-trigger

Terminó la espera: China operará futuros de petróleo en yuanes

bulletTras una espera de más o menos un cuarto de siglo, China competirá con el WTI y el Brent para operar un nuevo contrato en moneda local.

Bloomberg
09/02/2018
Actualización 09/02/2018 - 15:02
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

En un desafío a las referencias petroleras del mundo denominadas en dólares, el Brent y el West Texas Intermediate, tendrán competencia a partir del 26 de marzo, cuando China comience a operar un nuevo contrato de futuros del crudo en moneda local.

De acuerdo con el ente regulador de valores del país, el comienzo de las operaciones, abiertas a extranjeros, pondrá fin a años de atrasos y reveses desde que China intentó por primera vez crear un contrato local en 1993.

China espera que, si los inversores extranjeros aceptan esos futuros y estos se transforman en una referencia para las transacciones globales de petróleo, el yuan pueda amenazar el predominio del dólar sobre el comercio internacional.

Pero los escépticos dicen que eso no sucederá mientras la moneda siga siendo controlada por el Gobierno central, y aunque quizá los operadores internacionales acepten ejecutar contratos convertidos a yuanes, seguirán fijándole el precio al petróleo en dólares.

“Este es un primer y pequeño paso para que China se transforme en una fijadora de precios más activa para el petróleo, pero harán falta años para que Shanghái se acerque aunque sea un poco a ser una referencia global”, dijo antes del anuncio Michal Meidan, analista de Energy Aspects Ltd., una consultora de la industria.

“Aunque esto ofrece más impulso para liberalizar el yuan, quedan obstáculos más grandes relacionados con la volatilidad y los flujos de salida de capitales que dictarán el ritmo”.

Los futuros cotizarán en la Bolsa Internacional de Energía de Shanghái, una unidad de la Bolsa de Futuros de Shanghái, dijo este viernes en una sesión informativa en Pekín Chang Depeng, portavoz de la Comisión Reguladora de Valores.

Estrategia

Los futuros del petróleo forman parte de una estrategia para fomentar el uso del yuan en el comercio y expandir la influencia de China en la fijación de precios de materias primas. Se avanza a paso de tortuga. El Gobierno creó un contrato para el crudo local en 1993, pero lo eliminó un año después. Estos últimos años, pospuso varias veces el plan ante la turbulencia en las acciones, la volatilidad de los mercados financieros y el colapso en los precios del crudo.

El año pasado, China superó a Estados Unidos y se convirtió en la principal importadora de petróleo del mundo al comprar cerca de 8.43 millones de barriles por día para atender la demanda de las refinerías estatales e independientes. Además, viene acumulando millones de barriles para su Reserva Estratégica de Petróleo. En vez de comprar la cantidad de crudo que deseen, las empresas privadas deben acatar cupos emitidos por el Gobierno para sus compras. Y este año esas asignaciones aumentaron.

Operadoras internacionales de materias primas como Mercuria Energy Group Ltd., Vitol Group y Glencore Plc podrían usar los futuros para el arbitraje y la cobertura de operaciones, según Chen Tong, analista de petróleo de First Futures Co., con sede en Tianjin. Además, el contrato podría resultar atractivo para instituciones financieras como bancos de inversión y fondos, dijo antes del anuncio.

“En primer lugar, los volúmenes de operaciones tienen que volverse activos. Luego, las refinerías locales tienen que terminar usándolo como referencia para las operaciones y al final se podría alcanzar el objetivo de convertirse en una referencia para fijar precios en Asia”, dijo Chen. “Naturalmente, esto va bien con la misión de internacionalizar el yuan, en tanto cada vez más países productores de crudo se alejen de los contratos de petróleo atados al dólar”.