Mejoran oferta de recompra de bonos del NAIM
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Mejoran oferta de recompra de bonos del NAIM

COMPARTIR

···
menu-trigger

Mejoran oferta de recompra de bonos del NAIM

bulletEl Gobierno ahora planea pagar mil dólares cada mil dólares invertidos en estos instrumentos, respecto a la la oferta original de 900 dólares rechazada por parte de distintos grupos de inversionistas.

Isaid Mera Rubén Rivera
11/12/2018
Actualización 12/12/2018 - 4:50
El Gobierno modifica también los incentivos a los tenedores de bonos.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El gobierno cedió este martes terreno en la dura negociación con los bonistas del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM).

La Secretaría de Hacienda mejoró la oferta de recompra de los bonos del fideicomiso MEXCAT, luego del rechazo obtenido por parte de distintos grupos de inversionistas.

La oferta ahora es de mil dólares por cada mil dólares invertidos en estos instrumentos, lo que implicó una mejor significativa desde los 900 por cada mil de inversión ofrecidos la semana pasada.

"La Secretaría Hacienda y Crédito Público anunció hoy que el Fideicomiso del Aeropuerto de la Ciudad de México (" MEXCAT ") planea modificar sus ofertas de compra y solicitudes de consentimiento publicada el pasado 3 de diciembre, después de considerar algunas respuestas por parte de los tenedores de bonos y otras partes interesadas", de acuerdo con un comunicado.

Además, el Gobierno modifica los incentivos a los tenedores de bonos. Dará 10 dólares por cada mil en papeles a quienes decidan vender sus bonos, y también 10 dólares a quien no venda, pero acepte el cambio en las condiciones de los contratos.

La primera oferta era de 900 dólares por cada mil, y además había un incentivo de 50 dólares a quien vendiera anticipadamente y otro de 7.50 dólares a quien aceptara modificar las condiciones de los contratos.

El cambio fundamental en las condiciones es que el pago a los bonistas ya no estará respaldado en el futuro por las operaciones del NAIM, el cual se pretende cancelar, sino ahora estaría soportado por la operación del actual Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) Benito Juárez.

El lunes, un grupo de tenedores de bonos del NAIM dijo que ahora representa más del 50 por ciento del monto total de la emisión por 6 mil millones de dólares y reiteró que no respaldaba el plan de recompra de deuda.

El grupo de bonistas autodenominado como Grupo de Tenedores de Bonos de MexCAT dijo la semana pasada que tenía más del 50 por ciento de al menos una de las series de los bonos, y el lunes dijo que se le añadió otro grupo de tenedores de bonos con lo que, afirma, poseen más del 50 por ciento de los seis mil millones.

Placeholder block

“Es un tema común como práctica de mercado mejorar las condiciones ante la reacción de los tenedores e inversionistas, de algún modo el mercado obliga a proponer estos cambios y es algo que sucede en este tipo de ejercicios", comentó a El Financiero Sergio Chagoya, abogado especializado en temas bursátiles y socio del despacho Santamarina + Steta.

"En términos generales desde el punto de vista jurídico creo la propuesta era correcta y adecuada, sin embargo ahora con esta mejora la administración está siendo consistente con su postura y coherente con la estrategia que busca seguir"

Otros cambios significativos en la oferta de Hacienda dados a conocer este martes, que se dan tras escuchar a los inversionistas según el texto, son enmiendas para brindarles mayor protección.

La primera es que se considerará incumplimiento si "el flujo de la TUA se ve afectado por el comienzo de operaciones de un aeropuerto alterno en un radio de 70 kilómetros del Aeropuerto Internacional Benito Juárez, o las operaciones comerciales del aeropuerto de Toluca se incrementan a más de cinco millones de pasajeros al año".

Es decir, el Gobierno garantiza que la eventual entrada en operación del planeado aeropuerto de Santa Lucía no afectará el flujo de la Tarifa de Uso Aeroportuario (TUA) que respalda el pago a los bonistas. La TUA es una cuota que pagan todos los viajeros por el uso de un aeropuerto.

Además, le pone un 'techo' al aeropuerto de Toluca, para que su operación no afecte los ingresos del aeropuerto Benito Juárez.

También se detonaría incumplimiento si "el índice de cobertura de la deuda de MEXCAT se encuentra por debajo de ciertos niveles mínimos".

Además, el Gobierno ajusta disposiciones en los convenios de emisión para incrementar la protección de los tenedores ante una potencial reducción de la TUA cobrada en el actual aeropuerto de la Ciudad de México.

Placeholder block

Además se agregaron dos cambios sobre la fuente de repago de las notas al vencimiento. De acuerdo con el comunicado, se establecerá un mecanismo para separar fondos cada trimestre para el pago del principal al vencimiento, así como para fondear recompras de bonos en el mercado abierto y mediante futuras ofertas de recompra y afectar dichos fondos en garantía para el pago de los bonos. También se limita de manera significativa la posibilidad de MEXCAT de contraer nueva deuda.

"La Secretaría de Hacienda y Crédito Público cree que estos cambios son para el beneficio de los tenedores, y que abordan las preocupaciones planteadas por los bonistas en la mayor medida posible, de acuerdo con las orientaciones de política del Gobierno mexicano. La nueva propuesta invita a los tenedores de bonos que reaccionen de manera oportuna aceptando esta propuesta".

Asimismo, la fideicomiso informó que ampliará la fecha límite para la presentación anticipada de consentimientos al 19 de diciembre y la fecha límite de recompra de bonos al 4 de enero del 2019.

Enrique Quintana, director general editorial de El Financiero, y Leonardo Kourchenko, conferencista y colaborador en diarios de EU y AL, analizaron este martes, en el programa Al Cierre de El Financiero Bloomberg, los motivos por los que Hacienda mejoró su oferta para recomprar bonos del NAIM y señalaron que se dañó la confianza de los inversionistas tras la cancelación del aeropuerto en Texcoco.