Frente al mercado mexicano: extranjeros optimistas y nacionales cautelosos
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Frente al mercado mexicano: extranjeros optimistas y nacionales cautelosos

COMPARTIR

···

Frente al mercado mexicano: extranjeros optimistas y nacionales cautelosos

Durante febrero, los flujos de capitales del exterior hacia el mercado accionario fue de 1.1 mil mdd, en tanto que la ola de ventas de los nacionales tiró el referencial de la BMV en 2.65%.

Esteban Rojas
15/03/2019
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Los participantes extranjeros se muestran optimistas en torno a México al traer nuevos recursos a la compra de acciones listadas en bolsa, mientras que los inversionistas nacionales tienen una postura cautelosa, al preferir ‘pagar por ver’. De acuerdo con analistas, son los precios “castigados” de las acciones los que han actuado como un imán para capitales foráneos.

Los flujos de capitales del exterior dirigidos al mercado accionario en México ascendieron a mil 126 millones de dólares durante febrero, de acuerdo con los últimos datos publicados por el Banco de México. A pesar de ello, el referencial S&P/BMV IPC cayó 2.65 por ciento en ese mes, lo que señala que la ola de ventas provino de inversionistas nacionales.

“Los residentes en el exterior han ingresado recursos al mercado accionario en México para aprovechar los precios castigados con relación a los prevalecientes en sus lugares de origen, dentro de un contexto en donde visualizan mejor al país con respecto a otras naciones emergentes, algo que los inversionistas nacionales no han tomado demasiado en cuenta”, explicó Amin Vera, director de análisis económico en Black Wallstreet Capital (BWC).

Actualmente, la relación del precio contra la utilidades (P/U) de las emisoras en México es de 15.48 veces, menor a las 18.51 de la relación observada en índice S&P 500. Además, también se compara favorablemente con el P/U en Brasil, que es de 19.35 veces.

El especialista de BWC añadió que el comportamiento de los inversionistas nacionales también se ha visto más influido por factores internos, como los problemas relacionados con Pemex y la calificación soberana de México, a lo que se sumó un enfriamiento en las expectativas de crecimiento económico.