Mercados

Extranjeros ‘inyectan’ 6,500 mdd con AMLO

El diferencial de tasas de interés con EU y los precios castigados de las acciones de las empresas mexicanas, son los principales catalizadores para la entrada de capitales al país.

Los extranjeros salieron de compras en el mercado mexicano en los primeros cuatro meses del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, aprovechando los atractivos diferenciales de tasas de interés y los bajos precios de las acciones, factores que hicieron pasar a segundo plano las preocupaciones derivadas por el futuro de Pemex, la calificación soberana de México y de la revisión a la baja en la estimaciones para crecimiento económico.

Los flujos del capital del exterior dirigidos a la compra de acciones listadas en la bolsa mexicana y de papel de deuda emitido por el gobierno federal en pesos alcanzaron el equivalente a seis mil 489 millones de dólares de diciembre del 2018 al cierre de marzo de este año, monto que contrasta con la salida de 617 millones observada en igual lapso del 2018, de acuerdo con cifras publicadas por el Banco de México.

"La entrada de flujos de dólares del exterior dirigidos a la compra de activos financieros denominados en pesos se explica, fundamentalmente, por el hecho de que los inversionistas extranjeros han estado aprovechando la existencia de elevadas tasas de interés y los precios castigados de las acciones, pero también porque lleva implícito cierta confianza en las políticas que está aplicando el actual gobierno, es decir, le han dado hasta ahora el beneficio de la duda", sostuvo Gerardo Copca, director de análisis de la consultoría MetAnálisis.

Sin una dosis importante de confianza en el país y en su gobierno, los capitales denominados de portafolio o especulativos no estarían ingresando sus recursos a México, como lo demuestran otros episodios de incertidumbre en el país y la experiencia internacional.

Del monto que ingresó al país de diciembre del 2018 al cierre del primer trimestre de este año, mil 942 millones de dólares se dirigieron a la compra de acciones en la bolsa mexicana y los restantes cuatro mil 547 se orientaron a la adquisición de papel de deuda emitido por el gobierno federal, como es el caso de los denominados Bonos M, Cetes, Udibonos y Bondes D.

APOYAN LAS TASAS

El elevado diferencial de tasas a favor de México con respecto a las prevalecientes en Estados Unidos ha sido un fuerte imán para atraer capitales del exterior a la compra de valores de deuda emitidos en el mercado local y denominado en pesos.

El bono referencial en México a 10 años pagó una sobretasa en promedio de 573 puntos base con respecto a su similar emitido por el Departamento del Tesoro norteamericano de diciembre del 2018 al cierre del pasado marzo.

Cabe destacar que el nivel elevado del diferencial de tasas entre México y Estados Unidos se ha reducido, lo cual es una muestra de la mejoría en el riesgo país.

Previo al inicio de la actual administración, se otorgaba un premio por la compra de papel de largo plazo en México de 614 puntos base, y ha mostrado una tendencia descendente hasta cerrar el tercer mes del año en 559 puntos base, de acuerdo con información de Bloomberg.

La entrada de capitales de portafolio a México ha contribuido para que el índice referencial, el S&P/BMV IPC, muestre una recuperación del 3.85 por ciento de noviembre del 2018 a marzo del 2019, con base en información de Bloomberg.

En tanto que el ingreso de dólares también ha ayudado a la recuperación del peso, al presentar una apreciación de 5.09 entre el final del penúltimo mes del año pasado a marzo de este año.

Sin embargo, el ingreso de capitales del exterior dirigidos a la compra de activos financieros en pesos puede convertirse en un riesgo, debido a su carácter altamente volátil de este tipo de recursos.

También lee: