Mercados

Este estratega te da un consejo: Es hora de apostar por las monedas más golpeadas, entre ellas el peso

El economista jefe global de Renaissance Capital tienes tres divisas preferidas en estos momentos: el rand sudafricano, el peso mexicano y el real brasileño.

Las monedas de los mercados emergentes ofrecen la mejor oportunidad de compra en más de dos décadas, según Charlie Robertson, economista jefe global de Renaissance Capital.

El estratega con sede en Londres dijo que le gustan especialmente el rand sudafricano, el peso mexicano y el real brasileño, que son las tres monedas importantes más afectadas este año.

Su caso alcista se basa en valoraciones históricamente baratas, el apoyo financiero de prestamistas multilaterales y la perspectiva de un dólar estadounidense más débil. Mientras tanto, sostuvo que los precios del petróleo crudo podrían recuperarse a 45 o 50 dólares por barril a "mediano plazo", lo que impulsaría activos como el rublo ruso.

"Es el mejor momento para comprar mercados emergentes en más de 20 años", comentó el lunes Robertson, de 48 años, en una entrevista. "Esta es la oportunidad más barata desde la última vez que todos odiaron a los EM tras la crisis asiática y la crisis del rublo".

Robertson, quien ganó aplausos por apostar por los bonos rumanos a fines de la década de 1990, así como por una apuesta por el rand sudafricano en 2016, se encuentra entre un contingente de expertos que indican oportunidades de compras ventajosas en los mercados emergentes, incluso pese a que algunos de los mayores administradores de dinero del mundo advierten sobre un mayor impacto en el horizonte.

El indicador de divisas de países en desarrollo de MSCI tocó un mínimo de tres años el mes pasado, y las elecciones preferidas de Robertson en Sudáfrica, México y Brasil están poniendo a prueba sus niveles más débiles en registro.

Es posible que esas liquidaciones se reviertan pronto, ya que Renaissance Capital espera que el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial respalden a muchos países en desarrollo, mientras que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, presiona por un dólar más barato.

"Estos son niveles de valoración notables", dijo Robertson.