Éste es ‘el plan’ de AMLO para revivir al consumo
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Éste es ‘el plan’ de AMLO para revivir al consumo

COMPARTIR

···

Éste es ‘el plan’ de AMLO para revivir al consumo

Para mantener al consumo como el principal motor de la economía, la siguiente administración tiene como reto crear más empleos, con mayores ingresos y mantener la estabilidad de precios.

Héctor Usla
29/10/2018
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El presidente electo Andrés Manuel López Obrador tiene un importante reto para iniciar con el pie derecho su administración: incentivar el consumo.

El consumo privado en el mercado interior es una de las piezas clave de la economía nacional, ya que aporta dos tercios del Producto Interno Bruto (PIB), por lo que será esencial que AMLO pueda mover eficientemente las ‘armas’ que tiene a su disposición para impulsarlo.

Como punto de partida se ubican dos elementos que se encuentran ligados, que son el empleo y el nivel salarial.

Para José Luis de la Cruz, director general del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento (IDIC), el problema de México no se ubica en la generación de plazas laborales, sino más bien en las condiciones bajo los cuales estas son creadas y los salarios que perciben.

“Aunque a lo largo del sexenio se generaron más de 4.5 millones de empleos, la mayor proporción se ubicó en trabajos de bajos ingresos, al mismo tiempo que se perdieron plazas laborales con ingresos mayores a tres salarios mínimos, por lo que solo el 4.3 por ciento del personal ocupado mantiene un ingreso superior a los cinco salarios mínimos”, dijo el especialista del IDIC.

El director general del IDIC considera que es indispensable implementar una visión del fortalecimiento globalmente productivo y competitivo del mercado interno.

“Si se mantiene la inercia de un modelo económico de baja productividad, con una alta incidencia de la informalidad e inseguridad; un gasto público con escaso valor agregado, el freno a la inversión e innovación y la ausencia de una verdadera política industrial moderna, el país verá comprometido de manera importante su entorno en los próximos años”, puntualizó el director general del IDIC.

Otra de las armas que pueden jugar a favor de la siguiente administración son los altos niveles de confianza del consumidor.

Al conocerse los resultados de la jornada electoral del primero de julio, el Índice de Confianza del Consumidor (ICE) se ‘disparó’ 14.8 puntos, lo que ubicó al índice en los 101.7 puntos, un nivel no visto desde marzo de 2008, y que de acuerdo con la metodología del Inegi, refleja niveles de optimismo entre la población mexicana.

A su vez, mantener una inflación baja y estable será indispensable para que los consumidores mexicanos puedan llenar el “carrito”, por lo que respetar la autonomía del Banco de México (Banxico) será clave para el próximo sexenio.

Al respecto, Gabriel Casillas, director general adjunto de Grupo Financiero Banorte consideró que durante el próximo sexenio se mantendrán los fundamentos macroeconómicos del país.

“AMLO declaró que se mantendrá una política fiscal responsable, continuando con el proceso de consolidación de las finanzas públicas, sin necesidad de aumentar los impuestos y la deuda, así como el respeto de la autonomía del Banco de México”, dijo.

En el balance sexenal, Eduardo Loría, coordinador del Centro de Modelística y Pronósticos Económicos (CEMPE) de la UNAM, comentó que el consumo privado arrojó un promedio de 3.3 por ciento entre 2013 y 2017, cifra superior al crecimiento de la economía, que se ubicó alrededor del 2.5 por ciento.

“El promedio sexenal del consumo no reflejó una tasa mala, uno quisiera que fuera mil por ciento, pero no se puede, si la economía no crece más, el consumo no puede crecer más que el PIB, ya que esto podría provocar un problema con la inflación y con el sector externo de la cuenta corriente”, dijo el coordinador del CEMPE.

Durante 2018 y 2019, el CEMPE estima que el consumo privado del país crezca 2.1 por ciento, mientras que en el 2020 se espera un repunte de 3.3 por ciento a tasa anual, incentivado por diversos programas sociales que el gobierno de AMLO tiene en la mira, como el apoyo a los jóvenes que no estudian ni trabajan y a los adultos mayores.

Placeholder block