Mercados

El petróleo mexicano baja a los 60.05 dólares por tuit de Trump

La mezcla mexicana estuvo a punto de romper el piso de 60 dólares por barril, luego que el mandatario estadounidense solicitó un aumento en la producción de crudo de la OPEP, lo que influyó en los precios internacionales.

El petróleo mexicano de exportación se mantuvo a la baja por segunda sesión consecutiva, al finalizar con una pérdida de 42 centavos frente a su nivel previo y de esta forma cerrar en 60.05 dólares el barril, informó Pemex.

La caída de la mezcla mexicana superó por mucho el movimiento de baja de los principales crudos internacionales, que de acuerdo con una nota de análisis de Banco Base, los petróleos internacionales culminaron la sesión con pocos cambios, luego de cotizar durante la mayor parte del día con pérdidas.

Los mínimos alcanzados en los precios de los crudos referenciales, fueron originados por los comentarios del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a través de su cuenta oficial de Twitter.

En una de sus publicaciones, Trump mencionó que los precios del hidrocarburo son demasiado altos para la actual fragilidad de la economía mundial, por lo cual solicitó a la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) aumentar la producción global.

Los futuros del crudo tocaron sus mínimos de sesión justo después de los dichos de Trump, pero luego avanzaron hacia los niveles en que se movían antes del tuit del mandatario.

De esta forma, los futuros del West Texas Intermediate (WTI) en Estados Unidos bajaron 11 centavos, para cerrar en 59.30 dólares el barril. Más temprano, el contrato tocó un piso de 58.20 dólares tras el tuit del presidente estadounidense.

Por su parte, el referencial Brent cerró operaciones con una mínima baja de un centavo y quedó en 67.82 dólares por barril, tras descender hasta los 66.54 dólares durante las negociaciones.

Las presiones a la baja también se dieron tras la publicación semanal de la Administración de Información Energética (EIA) en la jornada de este miércoles, pues fue considerado por el mercado como bajista, dado que informó acerca de un sorpresivo aumento de las existencias de crudo estadounidense.

La institución financiera detalló que lo anterior, junto con la desaceleración del crecimiento económico global, incrementó los riesgos para las perspectivas mundiales del crudo.

Sin embargo las pérdidas fueron limitadas, ya que la oferta de petróleo en Venezuela, Irán, Rusia y la OPEP sigue restringida, y los participantes del mercado consideran que el cartel y sus aliados deben hacer caso omiso a las peticiones del mandatario de Estados Unidos.

Ante esto, se espera que la OPEP continúe con sus planes y mantenga su producción en los niveles actuales, al menos hasta junio de este año.

El grupo, conocido como OPEP (que reúne a los países de la OPEP y varios productores independientes) acordó a inicios del año reducir la producción en 1.2 millones de barriles por día.

Elaborada con información de Notimex y Reuters