Mercados

Peso cierra en su peor nivel en 3 meses

La moneda mexicana se depreció 0.58% este lunes. Te contamos.

El peso cayó frente al dólar este lunes a su mayor nivel en tres meses, en un entorno donde los mercados de capitales apuntaron negativos y el rendimiento de los bonos se mantuvo al alza ante la preocupación de que el crecimiento económico global, en particular el estadounidense, detone una mayor inflación y aumentos de tasas antes de lo previsto.

De acuerdo con el Banco de México (Banxico), la moneda nacional se depreció 0.58 por ciento, a 20.64 unidades por dólar.

En ventanilla bancaria, el dólar se vende en 21.12 pesos, según Citibanamex.


La divisa tocó un máximo de 20.8338 pesos por dólar a las 8:31 horas; en tanto el mínimo de la sesión se observó en 20.444 pesos, a las 03:49 horas de la madrugada.

El índice Bloomberg, que mide la fortaleza del billete verde frente a una canasta de diez divisas, retrocedió 0.21 por ciento, a mil 122 puntos.

Las divisas latinoamericanas siguen siendo las más vulnerables frente a los principales cruces de la moneda estadounidense.

La venta extranjera de bonos M se aceleró la semana pasada, a medida que el rendimiento del bono gubernamental a 10 años subió y el peso se fortaleció.


"Los mercados de valores comenzaron la semana con tono bajista el lunes en Europa, siguiendo la tímida tendencia registrada a finales de la semana pasada en muchos índices de referencia. Las consolidaciones del mercado continúan en casi todas partes, desde Londres hasta Madrid, en medio de un apetito moderado por activos más riesgosos por parte de los inversionistas", señaló Pierre Veyret, analista técnico de ActivTrades.

Una parte clave de la curva de los bonos del Tesoro, la brecha entre los rendimientos a 5 y 30 años, tocó el nivel más alto en más de seis años.

De acuerdo con información de Bloomberg, hay indicios reales de presiones de precios para respaldar los movimientos del mercado cuando las cifras de la semana pasada mostraron un repunte de las ventas minoristas en Estados Unidos y un repunte de los precios en Reino Unido. Ambas naciones se están moviendo rápidamente con sus campañas de vacunación.

Por otra parte, en el frente energético, Arabia Saudita y Rusia están en desacuerdo mientras se dirigen a una reunión de la OPEP+ que está renovando el debate sobre el suministro mundial de petróleo.

Se dice que Arabia Saudita prefiere mantener estable la producción, mientras que Rusia quiere continuar con un aumento.

Irán también participará cuando la República islámica se involucre en un intercambio diplomático que eventualmente podría levantar las sanciones a sus exportaciones de crudo.

Esto se suma a la situación en Texas que intenta recuperarse del clima extremo. El WTI cotiza en 59 dólares el barril.

Desde el punto de vista local, también hay influencia negativa para la moneda.

"Sigue elevándose la percepción de riesgo con respecto a México. El viernes pasado la Comisión de Energía de la Cámara de Diputados aprobó el dictamen de la reforma a la Ley Eléctrica, la cual pretende darle prioridad a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en el despacho eléctrico. Mañana 23 de febrero, la reforma será discutida y sometida a votación en la Cámara Baja. De ser aprobada, pasaría por último a la Cámara de Senadores para ser publicada como ley en el mes de abril. Una de las principales preocupaciones es en torno al T-MEC, por posibles sanciones y demandas internacionales por incumplimiento", señaló Gabriela Siller, directora de análisis económico y financiero de Banco Base.

Se estima que México únicamente cuenta con inventarios de gas natural por 1.5 a 3 días, por lo que tampoco se descarta escasez de energía eléctrica en algunas regiones del país, como sucedió la semana pasada, mientras en Estados Unidos reestablecen las cadena de suministro de gas natural.

Por otro lado, la Secretaría de Hacienda publicó un decreto en el Diario Oficial de la Federación con el detalle de los estímulos fiscales a Pemex aplicables para el ejercicio fiscal del 2021, que permitirán deducir cerca de 73 mil millones de pesos y a su vez reducir el pago por Derecho de Utilidad Compartida de 58 al 54 por ciento.