Peso baja por quinta sesión consecutiva ante preocupaciones sobre el crecimiento global
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Peso baja por quinta sesión consecutiva ante preocupaciones sobre el crecimiento global

COMPARTIR

···

Peso baja por quinta sesión consecutiva ante preocupaciones sobre el crecimiento global

El dólar interbancario cerró este martes en 19.8290 pesos, de acuerdo con el Banco de México.

Rubén Rivera
01/10/2019
Actualización 01/10/2019 - 14:37
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

La moneda mexicana se depreció este martes a pesar de que el dólar ‘aflojó el paso’ tras la publicación de indicadores manufactureros más débiles en Estados Unidos, lo que avivó preocupaciones sobre el crecimiento económico mundial.

De acuerdo con datos del Banco de México, la paridad dólar peso cerró operaciones en 19.8290 unidades, una depreciación de 0.55 por ciento respecto al cierre del día de ayer.

Durante la primera sesión del mes, el peso tocó un máximo de 19.8367 unidades a las 12:58 horas y un mínimo de 19.72.24 unidades a las 23:27 horas.

En ventanilla bancaria, el billete verde se vende en 20.13 unidades, cifra mayor a la reportada el lunes como cierre por Citibanamex, que fue de 20.03 unidades.

El peso se depreció por quinta sesión consecutiva, alcanzando niveles de principios de septiembre y se ubicó en la sexta posición entre las divisas más castigas entre mercados emergentes.

El Instituto para la Gestión del Abastecimiento (ISM, por sus siglas en inglés) en Estados Unidos dio a conocer que su índice de fabricación cayó a 47.8 en septiembre desde 49.1 en agosto, su segundo mes consecutivo de tropiezos y la lectura más baja desde junio de 2009.

Los datos de fabricación se han debilitado , lo que se suma a los temores de que la desaceleración en el extranjero está comenzando a afectar a la economía estadounidense.

Estos registros se unen a las cifras publicadas en Europa la semana pasada, específicamente en Alemania, apuntando a un escenario de desaceleración global, al menos desde el sector manufacturero.

Tras los datos publicados en el vecino del norte, el índice dólar retrocedió desde máximos de 10 meses, y se ubicó en 1217.59 puntos, una depreciación de 0.1 por ciento en la sesión.

A estos débiles datos, también se le unieron cifras locales de manufactura durante septiembre los cuales también se ubican en zona de contracción. Markit dio a conocer que el PMI manufacturero se ubicó en 49.1 puntos, en zona contractiva por cuarto mes consecutivo.

Durante la mañana de este martes, el dólar mostraba un paso firme ante fuertes expectativas de que la economía estadounidense se mantenía fuerte, en comparación con el resto del mundo; sin embargo, los PMI´s mostraron lo contrario.

En Europa, los indicadores PMI revisados para septiembre de la región se ubicaron en su mayoría por debajo de lo esperado y abajo del umbral de 50 puntos en España, Italia y Alemania, lo cual es consistente con una contracción de la industria. En el caso del Reino Unido, el PMI manufacturero se ubicó por quinto mes consecutivo debajo de 50 puntos.

Por otro lado, en el mercado de bonos a nivel global, se observó una disminución en la demanda de deuda soberana, luego de que el lunes el Banco de Japón anunció que reducirá la compra de deuda gubernamental de largo plazo a partir de octubre.

En Japón, la tasa de los bonos a 10 años subió 6.3 puntos base de -0.22 por ciento a -0.15 por ciento.

Algo similar se observó en Europa, en donde la tasa de los bonos alemanes a 10 años subió 6 puntos base a -0.51 por ciento y en Estados Unidos, en donde la tasa de los bonos del Tesoro de igual vencimiento subió 8.5 puntos base a 1.75 por ciento.

En el mercado energético, los precios del petróleo cayeron a su nivel más bajo en casi un mes debido a que las señales económicas pesimistas golpearan las perspectivas para la demanda global.

El precio del WTI muestra una caída de 1.37 por ciento y cotiza en 53.33 dólares por barril. Mientras que el Brent en Londres pierde 0.96 por ciento, a los 58.68 dólares por barril.