El coronavirus 'contagia de miedo' a los mercados y todos se refugian en los bonos del Tesoro
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

El coronavirus 'contagia de miedo' a los mercados y todos se refugian en los bonos del Tesoro

COMPARTIR

···
menu-trigger

El coronavirus 'contagia de miedo' a los mercados y todos se refugian en los bonos del Tesoro

bulletEste viernes, el rendimiento de los 'treasuries', considerados una inversión 'segura' por los inversionistas, aunque con menores rendimientos, cayó a 0.69%.

Gonzalo Soto
06/03/2020
Dólares
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Los rendimientos de los bonos del Tesoro de Estados Unidos alcanzaron un rendimiento históricamente bajo como efecto de los crecientes temores por el impacto del coronavirus en la economía global.

El rendimiento de los 'treasuries' con vencimiento a 10 años, una de las referencias más importantes del mercado de bonos, cayó hasta 0.69 por ciento en la apertura del mercado de este viernes, de acuerdo con datos de Bloomberg.

Los rendimientos de los bonos a 2, 5 y 30 años se llegaron a ubicar en 0.45, 0.54 y 1.29 por ciento, respectivamente.

En los mercados financieros, los bonos del Tesoro de EU son considerados una especie de activo 'de refugio', es decir, una inversión segura, aunque por lo mismo, con retornos de ganancia menores a los de las acciones y otros instrumentos de mayor riesgo.

Cuando los rendimientos de los 'treasuries' caen, significa que más inversionistas están comprándolos, una señal de preocupación creciente por el futuro de la economía global.

Que los rendimientos de los bonos hayan tocado mínimos este viernes es un termómetro del temor que se expande por el efecto negativo que tendrá el COVID-19, principalmente en la disrupción de cadenas de producción, el consumo y en industrias como el transporte aéreo o el turismo.

El oro, otro de los refugios tradicionales de los mercados en época de volatilidad e incertidumbre, incrementó esta semana su valor a su nivel más acelerado desde 2016. Goldman Sachs califico al metal precioso como 'inmune al virus'.