Mercados

El peso 'anda en malas compañías', y cae a mínimo de 5 semanas

La monede mexicana retrocedió este lunes a un mínimo no visto desde el pasado 9 de julio, golpeado por la crisis en Turquía.

CIUDAD DE MÉXICO.- El peso anda en 'malas compañías', pues al igual que otras divisas emergentes tuvo este lunes una caída frente al dólar, golpeado por los persistentes temores por el 'estado de salud' de la economía y el sistema financiero en Turquía, a lo que se sumó la debilidad en los precios del petróleo.

El Banco de México informó que el dólar interbancario cerró este lunes en 19.1740 unidades, en su mayor nivel desde el 9 de julio. En el día, el peso retrocedió 21.15 centavos, semejante a 1.12 por ciento.

En ventanilla bancaria, el billete verde se vende en 19.45 unidades, cifra mayor a las 19.20 unidades reportadas el viernes como cierre por Citibanamex.

El tipo de cambio alcanzó un máximo durante la jornada en 19.3748 unidades, mientras que el mínimo se reportó en 19.0275 unidades, en el mercado de mayoreo.

El peso acumuló una caída de 3.95 por ciento en tres sesiones consecutivas, afectado principalmente por la crisis en Turquía. En este periodo ocupó el cuarto puesto como la de peor desempeño, dentro de las pertenecientes a naciones emergentes, de acuerdo con información de Bloomberg.

El primero, el segundo y tercer puesto fueron para la lira turca, el peso argentino y el rand sudafricano con caídas de 24.60, 7.69 y 7.17 por ciento en cada caso.

La profundidad de la toma de utilidades en contra de la moneda mexicana se debe, en parte, a que desde mediados del pasado junio había sido una de las de mejor desempeño en el mundo, al acumular una apreciación de 11.60 por ciento hasta antes de que se desatará la crisis en Turquía.

La moneda mexicana enfrentó un escenario internacional negativo, en donde no se dio a conocer información económica relevante que puedan ayudar a darle dirección.

El índice que mide el comportamiento del billete verde con respecto a una canasta de diez divisas sube 0.22 por ciento, aunque más temprano se llegó a reportar una ganancia de 0.33 por ciento.

El dólar ganó terreno al ser demandado como activo de refugio, ante los persistentes temores desatados por la crisis en Turquía y la posibilidad de que se pueda dar un efecto dominó en bancos principalmente europeos.

El billete verde alcanzó un máximo no visto desde finales de junio del 2017, con respecto a la canasta de diez divisas.

El Gobierno turco anunció el fin de semana que flexibilizó el encaje que deben tener las entidades bancarias en el Banco Central y los controles en materia de liquidez en moneda extranjera.

Sin embargo, el Gobierno se opone a un aumento en las tasa de interés fijada por el Banco Central turco, situación que no contribuye a darle apoyar a la lira.

Adicionalmente, el Gobierno turco no ha dado pasos para encontrar un camino para resolver sus diferencias con Estados Unidos.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció la semana pasada que pretende duplicar los aranceles a las importaciones de metales provenientes de Turquía, lo que amplifica una crisis económica que está provocando que la lira caiga abruptamente, especialmente por las preocupaciones sobre la deuda externa de este país.

El tipo de cambio de la lira turca con el dólar opera este lunes en 6.89 unidades, aunque más temprano alcanzo un máximo en 7.2362 unidades.

En otro frente, se observa un comportamiento negativo en el mercado petrolero, situación que mantuvo bajo presión de baja a la moneda mexicana.

El precio del crudo tipo West Texas baja 1.23 por ciento a 66.80 dólares por barril, mientras que el tipo Brent disminuye 0.74 a 72.32 dólares.

En lo interno destaca que en la subasta para renovar el vencimiento de coberturas cambiarias, a un plazo de 92 días, la demanda fue de 400 millones de dólares, la cual superó cuatro veces a los 100 millones finalmente colocados.

El tipo de cambio presenta una resistencia en 19.20 unidades. En tanto, el soporte se encuentra en 18.40 pesos en el mercado de mayoreo.