Dólar fuerte puede terminar por empujar a EU a una recesión económica
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Dólar fuerte puede terminar por empujar a EU a una recesión económica

COMPARTIR

···
menu-trigger

Dólar fuerte puede terminar por empujar a EU a una recesión económica

bulletLa probabilidad de una recesión económica en EU se encuentra en máximo no visto desde septiembre del 2008

Esteban Rojas
15/02/2019
Actualización 15/02/2019 - 7:16
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El dólar alcanza su mejor nivel desde finales del 2018 frente a una canasta de las diez divisas más negociadas en el mundo, pertenecientes a las naciones con las que realiza Estados Unidos sus mayores intercambios comerciales, situación que de continuar, puede contribuir a nublar más el gris panorama para la economía norteamericana.

El índice que mide el desempeño del billete verte con respecto a una canasta de diez divisas tocó este jueves las 1,200 unidades, el mayor nivel desde el pasado 28 de diciembre del año pasado, de acuerdo con información de Bloomberg.

El comportamiento reciente del billete verde obedece a factores internos, pero principalmente a otros prevalecientes en el contexto externo.

“La fortaleza del dólar durante las últimas semanas, más allá de ser propiciada por factores endógenos, podría ser atribuible a los débiles datos económicos que se han estado presentando en las otras principales economías alrededor del globo. Ahora, si bien en términos generales los datos pertinentes a Estados Unidos también han sido afectados recientemente, en términos relativos, la economía americana se encuentra mejor posicionada que sus diferentes contrapartes. Por lo tanto, esto ha generado una salida de capital hacia el dólar con la finalidad de obtener una mayor seguridad” declaró desde Nueva York Quasar Elizundia, especialista en divisas para Daily Fx del grupo IG.

El índice dólar llegó a tocar un mínimo en 1180.19 el pasado 30 de enero, lo cual implico un retroceso de 1.31 por ciento en el año. Mientras que en lo que va de febrero presenta una ganancia de 1.64 por ciento.

De una muestra de las 31 divisas más negociadas, seguida por Bloomberg, el billete verde gana con 30 y solamente pierde con una, en la primera quincena del presente mes.

En ámbito de las divisas pertenecientes a las naciones desarrolladas, El dólar ha ganado terreno, en las dos últimas semanas, particularmente con la libra esterlina, el yen japonés, el euro y el dólar canadiense con avances de 2.42, 1.36, y 1.26 por ciento, en cada caso.

En tanto que con la moneda mexicana y la perteneciente a China, el billete verde registra avances de 0.82 y 0.17 por ciento, durante la primera quincena de febrero.

Un dólar fuerte tiende a disminuir la competitividad del sector exportador norteamericano, en momento de que se han diluido en buena parte los efectos favorables provenientes del recorte de los impuestos y del mayor gasto público aplicados durante el 2018.

El crecimiento del Producto Interno Bruto de Estados Unidos se estima en 3 por ciento para el primer trimestre del 2019, para después perder fuerza al crecer solamente 2.6 y 2.3 por ciento durante el segundo y el tercer trimestre, de acuerdo a una encuesta levantada por Bloomber.

La probabilidad de que suceda una recesión en la economía norteamericana se encuentra en máximo desde finales de septiembre del 2008, de acuerdo con cifras de la Reserva Fedeal de Nueva York

Del lado positivo, la fortaleza del dólar se puede reflejar en un mejor comportamiento de la inflación, entre otros.

“En cuanto a las repercusiones que esta apreciación podría tener en la inflación, la fortaleza del dólar es muy probable mantenga las presiones inflacionarias reprimidas. Este viene siendo el caso, ya que como recordamos, en el más reciente reporte inflacionario, la inflación en gran parte sucumbió por una disminución en los precios de los energéticos. Dado que el petróleo cotiza en dólares, esta depreciación mantendrá los incrementos en el costo del petróleo, limitando a su vez las presiones inflacionarias” sostiene el especialista Quasar Elizundia.

Un menor crecimiento económico y una inflación bajo control, son dos factores que apunta a que la Reserva Federal podrá mantener sin cambio a su tasa de referencia en este año.