Bonos tienen mayores réditos en semestre
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Bonos tienen mayores réditos en semestre

COMPARTIR

···
menu-trigger

Bonos tienen mayores réditos en semestre

bulletLos instrumentos de largo plazo destacaron por sus mayores rendimientos, superando al Centenario, los Cetes 28 días y las inversiones de renta variable.

Esteban Rojas
02/07/2019
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Los principales instrumentos de inversión negociados en México mostraron un saldo positivo en los primeros seis meses del año, y fueron liderados por los Bonos, que resistieron la ‘tormenta’ provocada por la guerra comercial de Donald Trump y los temores desatados pon un menor crecimiento económico, dentro de un contexto interno caracterizado por el cambio de gobierno.

El cuadro de los mejores rendimientos estuvo encabezado por los Udibonos, instrumentos de cobertura contra la inflación y los denominados Bonos M con variaciones acumuladas de 8.11 y 7.93 por ciento en cada caso, durante el primer semestre del año, con base en cifras de Bloomberg.

En tercer sitio se ubicó el Centenario que reportó ganancias semestrales por 6.87 por ciento.

Con menor rendimiento resultaron los Cetes a 28 días, que en el periodo de referencia otorgaron una ganancia de 3.85 por ciento, y muy por debajo quedó el pagaré bancario a un mes, con apenas 0.10 por ciento.

En tanto que el mercado accionario en México y el peso en términos de dólares, mostraron avances de 3.65 y 2.38 por ciento, respectivamente.

“Los resultados favorables en materia de rendimientos de instrumentos de inversión en México, se deben en cierta parte al desempeño de sus similares en los mercados internacionales, apoyados por la posibilidad de que la Reserva Federal pueda bajar su tasa, situación que compensó los temores provenientes de una guerra comercial”, dijo Carlos Hernández García, analista de Masari Casa de Bolsa.

Agregó que en la parte interna destacó el efecto favorable de la política fiscal y monetaria prudentes, lo cual ayudó a compensar los efectos negativos por la revisión a la baja en la calificación de Pemex y la soberana del país.