Bolsa mexicana cierra su mejor enero en 13 años
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Bolsa mexicana cierra su mejor enero en 13 años

COMPARTIR

···

Bolsa mexicana cierra su mejor enero en 13 años

La ola compradora internacional de activos de mayor riesgo y las compras de oportunidad, influyeron para que el S&P/BMV IPC interrumpiera su tendencia bajista de los últimos meses de 2018.

Rubén Rivera y Esteban Rojas
01/02/2019
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Después de cinco meses de caídas consecutivas, el mercado accionario mexicano rompió durante el primer mes de 2019 su racha negativa, impulsado principalmente por una ola compradora a nivel internacional y compras de oportunidad ante valuaciones que analistas consideraban ‘castigadas’.

Al cierre de enero, el principal indicador de la Bolsa Mexicana de Valores, el S&P/BMV IPC, registró una ganancia de 5.64 por ciento, mientras que el FTSE BIVA registró un avance de 6.05 por ciento.

“Es importante señalar que este repunte ha sido acompañado de una alza en los mercados a nivel mundial, tanto en Estados Unidos como en países emergentes, por lo que el mérito no es por sí solo de la bolsa, ésta se ha visto ayudada y contagiada de otros mercados”, explicó en entrevista con El Financiero Francisco Caudillo analista técnico de Monex Casa de Bolsa. “Hay varias cosas que el mercado está empezando a ver de manera positiva, pero en la parte técnica todavía hay algunas dudas”.

En la misma línea, Jacobo Eleazar Rodríguez Reyes, director de análisis financiero de Black WallStreet Capital, señaló que hacia adelante todavía hay factores internos y externos que podrían generar volatilidad.

“El buen desempeño del mercado mexicano se debe principalmente al ánimo internacional y al fortalecimiento del peso en las últimas semanas porque los factores internos todavía generan incertidumbre”, comentó el director de análisis financiero de Black WallStreet Capital. “Los factores de riesgo aún se mantienen; vemos que la economía mexicana se ha desacelerado y que incluso esta situación podría agravarse más hacia el primer trimestre de este año por diferentes situaciones como fue el desabasto de combustible, el bloqueo de la CNTE, los recortes de recursos del gobierno y los despidos en la administración pública federal”.

Datos compilados a través de Bloomberg revelan que durante este periodo, 28 de las 35 emisoras que componen la muestra del S&P/BMV IPC registraron balances positivos, con plusvalías superiores al 17 por ciento en el mejor de los casos, y solo con siete emisoras en números rojos.

En Wall Street, el promedio industrial Dow Jones también tuvo un enero histórico, pues su ganancia mensual fue de 7.17 por ciento, la más alta para un primer mes en 30 años.

PESO Y BONOS, CON SALDO POSITIVO

La moneda mexicana no se quedó atrás en la tendencia alcista de enero y cerró el mes con un saldo positivo de 2.73 por ciento, con lo que suma dos meses con movimientos positivos. Así, al cierre de enero, el tipo de cambio se ubicó en un nivel de 19.1290 unidades, según cifras del Banco de México.

Para Gabriela Siller, directora de análisis de Banco Base, la debilidad del dólar estadounidense, las negociaciones entre China y Estados Unidos y una menor incertidumbre sobre el nuevo gobierno de México fueron los principales factores que influyeron sobre la moneda este mes.

El apetito por activos denominados en peso también se extendió al mercado de instrumentos de inversión en el mercado de deuda en México.

El Bono líder a 10 años, reportó un aumento de 1.81 por ciento en el pasado enero, de acuerdo con Bloomberg.

Los participantes en el mercado de deuda aprovecharon los todavía atractivos niveles de tasas, anticipando que el Banco de México podría dejar sin cambio a su tasa de referencia, en su reunión de la próxima semana.