Banco de México retrasa convergencia de inflación
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Banco de México retrasa convergencia de inflación

COMPARTIR

···
menu-trigger

Banco de México retrasa convergencia de inflación

bulletLos inversionistas estiman que el ciclo de alzas en la tasa de Banxico terminará en los próximos meses, aunque el Banco Central advierte lo contrario.

Esteban Rojas
28/02/2018
Actualización 01/03/2018 - 7:00
Alejandro Díaz de León, gobernador del Banco de México
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

A pesar de que el Banco de México (Banxico) advirtió este miércoles que el balance de riesgos para la inflación podría deteriorarse y que eso implicaría mayores tasas de interés, los inversionistas en el mercado de derivados estiman que el ciclo de alza en la tasa objetivo del Banco de México terminará en los próximos seis meses.

“El balance de riesgos mantiene un sesgo al alza en materia de inflación, dentro de un entorno con un alto grado de incertidumbre”, se lee en el informe trimestral presentado este miércoles por primera vez por Alejandro Díaz de León como gobernador del Banco de México.

En el documento y en la conferencia posterior a su publicación, el banco central incluso retrasó al segundo trimestre de 2019 la convergencia de la inflación a la meta del tres por ciento.

A pesar de lo anterior, de acuerdo con las tasas de interés implícitas en el mercado de derivados, se podrían presentar una o dos alzas de 25 puntos base en el nivel de referencia del Banco de México en un plazo de seis meses y, posteriormente, el instituto central revertiría el proceso en el segundo semestre de 2018.

Con ello, el promedio de los participantes del mercado contradice la advertencia del Banco de México en torno a la inflación y la expectativa de una posible aceleración en el proceso de alza en tasas por parte de algunos bancos centrales, como la Reserva Federal (Fed).

Algunos participantes del mercado incluso difieren solamente del momento en que Banxico empezará a reducir su tasa objetivo.

“El ciclo de alza de tasas del Banco de México está por terminar, esperando solamente una subida adicional, para después entrar en un periodo de pausa prolongada y bajar hasta el próximo año”, sostuvo Carlos Serrano, economista en jefe de BBVA Bancomer, en entrevista para El Financiero Bloomberg.

“app”

La inflación todavía se mantendrá por arriba del objetivo máximo del banco durante los próximos meses, reconoció al final de la conferencia el subgobernador Manuel Ramos Francia.

El Banco de México elevó este miércoles en su reporte trimestral sus pronósticos para la inflación en este 2018, debido al impacto por el incremento en los precios de energéticos, y frutas y verduras.

El Banco Central prevé ahora que la inflación finalizará este año en 3.8 por ciento, desde el 3 por ciento previsto en el reporte anterior.

Para cada trimestre, la institución realizó ajustes al alza:

1T 5.5%, desde 4.6%

2T 4.8%, desde 4.1%

3T 4.3%, desde 3.6%

4T 3.8%, desde 3%

"El retraso en esta trayectoria está asociado, en parte, a los efectos aritméticos que tendrán los incrementos de los precios de algunos energéticos y frutas y verduras que afectaron en los últimos meses la medición de la inflación no subyacente, así como a la posición cíclica de la economía, la cual podría estar afectando la velocidad a la que la inflación subyacente ha disminuido", señaló el Banco.

El instituto central tiene un rango objetivo para la inflación de 3 por ciento, +/- un punto porcentual.

Para 2019, el banco también ajustó ligeramente sus pronósticos, aunque se encuentran dentro del rango objetivo

1T 3.2%, desde 3.1%

2T 3%, desde 3.3%

3T 3.1%, igual al 3.1% previo

4T 3.2%, desde 3%

Los principales riesgos para la inflación son:

1. Que se registre una depreciación de la moneda nacional en respuesta, entre otros factores, a una evolución desfavorable del proceso de negociación del TLCAN, a una reacción adversa de los mercados a las acciones de política monetaria en los Estados Unidos, a condiciones más restrictivas en los mercados financieros internacionales o a volatilidad asociada al proceso electoral de 2018.

2. Que ocurran nuevos episodios desfavorables de choques en los precios de los bienes agropecuarios.

3. Que se presenten alzas importantes en los precios de algunos energéticos, debido a incrementos en sus referencias internacionales, o a la ausencia de competencia en algunos mercados.

4. Tomando en cuenta que la economía no presenta condiciones de holgura, especialmente en el mercado laboral, la evolución de los costos unitarios de la mano de obra podría presionar a la inflación.

En tanto que los factores que podrían ayudar a una mayor desaceleración de la inflación son:

1. Que se aprecie la moneda nacional como consecuencia de que el resultado de las negociaciones del TLCAN sea favorable.

2. Que la actividad económica presente un menor dinamismo que el anticipado

El entorno de incertidumbre que prevalece, especialmente respecto de los términos que regirán la relación comercial de México en Norteamérica, podría seguir influyendo adversamente en la evolución de la inversión en el país".
Banco de México

PIB

El Banco mantuvo este miércoles su pronóstico de crecimiento para la economía mexicana en 2018, de acuerdo con el informe trimestral de inflación.

El Banco Central espera que México crezca entre 2 y 3 por ciento, en línea con el pronóstico oficial de la Secretaría de Hacienda.

En 2017, el país creció a su menor ritmo en 4 años, en un 2.3 por ciento (con cifras desestacionalizadas).

Para 2019, la institución central también mantuvo su pronóstico, en un rango de entre 2.2 y 3.2 por ciento.

Respecto a la generación de empleo formal, tampoco se registraron cambios, y para este año se estima un incremento de entre 680 y 780 mil nuevos puestos.

En tanto que el déficit de cuenta corriente se mantuvo en un pronóstico de 2.1 por ciento del Producto Interno Bruto, equivalente a 25 mil 900 millones de dólares.

En el rubro donde sí se registró un ligero ajuste fue en la previsión de déficit comercial, pues pasó de un estimado de 1 por ciento del PIB, a 1.1 por ciento, equivalente a 13 mil 700 millones de dólares.

Con información de Esteban Rojas