Mercados

Bancos empujan norma para medir emisiones de efecto invernadero en inversiones

Más de 80 empresas de todo el mundo, entre las que se encuentran Morgan Stanley, Bank of America y Citigroup, se han comprometido a informar sobre sus emisiones relacionadas con las finanzas.

Un grupo de instituciones financieras que incluye a Morgan Stanley, Bank of America y Citigroup, están introduciendo una norma de contabilidad global para medir el impacto climático de las transacciones financieras.

El método permite a las empresas medir las emisiones de gases de efecto invernadero vinculadas a sus préstamos e inversiones, un paso clave para avanzar en los objetivos climáticos, señaló ayer Partnership for Carbon Accounting Financials (PCAF, por sus siglas en inglés) en un comunicado.

"En el pasado, las empresas han recibido orientación limitada sobre cómo medir su impacto", dijo Giel Linthorst, director ejecutivo de la secretaría de PCAF, en entrevista. La norma, que cubre bienes raíces comerciales, hipotecas y otras clases de activos, ayudará a las empresas a estar al tanto de cómo están contribuyendo a las emisiones y permitirá comparaciones entre empresas, agregó.

Las empresas financieras se han visto presionadas para abordar sus efectos sobre el medio ambiente, y muchas se han comprometido en los últimos meses. Morgan Stanley, que se unió a PCAF en julio, ha prometido eliminar las emisiones netas de sus actividades de financiación para 2050.

Ochenta y siete empresas de todo el mundo, con 17 mil 800 millones de dólares en activos totales, se han unido a PCAF y se han comprometido a informar sobre sus emisiones relacionadas con las finanzas, según el grupo.

Una vez que las empresas se unen, tienen tres años para recopilar datos y comenzar a publicar informes anuales, dijo Linthorst. El objetivo es que las empresas integren las divulgaciones climáticas en sus informes financieros, dijo.

PCAF espera expandirse a 100 empresas este año y espera llegar a 250 empresas en 2022.

El grupo apunta a agregar activos como bonos soberanos y bonos verdes el próximo año.

Varias firmas dentro de PCAF, incluidas Morgan Stanley y BofA, crearon la norma en 2019 y buscaron comentarios de otras firmas financieras y formuladores de políticas, dijo el grupo.