Baja en bienes raíces, riesgo para emergentes
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Baja en bienes raíces, riesgo para emergentes

COMPARTIR

···
menu-trigger

Baja en bienes raíces, riesgo para emergentes

bulletLos mercados inmobiliarios de los países emergentes son el 'termómetro del pesimismo' ante las expectativas de crecimiento económico y una posible guerra comercial, con excepciones como Brasil y México.

Bloomberg por Michelle Jamrisko
09/05/2019
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

A medida que la preocupación por el crecimiento mundial y el nerviosismo por la guerra comercial amenazan con echar al traste un repunte de los mercados emergentes en 2019, los mercados inmobiliarios se perfilan como un factor fundamental para anticipar nuevas señales de pesimismo.

Algunas economías en desarrollo, como Tailandia, Dubái o Brasil, se enfrentan a una caída en las ventas de bienes raíces de dos dígitos debido al debilitamiento del crecimiento interno. Los países desarrollados ya están mostrando cierto sufrimiento, como es el caso de Australia, Reino Unido, Suiza o Singapur; a pesar de que los costos de los préstamos siguen siendo bajos.

“Hay diferentes factores que afectan los diversos mercados; los bienes raíces tienden a ser, en gran medida, un mercado localizado”, dijo Todd Schubert, director de análisis de renta fija de Bank of Singapore.

Sin embargo, “el tema primordial es la desaceleración del impulso del crecimiento económico, que sigue siendo un viento en contra para todos los mercados y obstaculiza la recuperación en lugares como Dubái, que se han enfrentado a descensos de varios años”, indicó Schubert.

No obstante, la debilidad no es universal. El mercado inmobiliario de China muestra señales de un resurgimiento, mientras que las tasas bajas han apoyado el mercado inmobiliario de Polonia.

Así se están perfilando dos mercados inmobiliarios en economías emergentes de Latinoamérica.

En Brasil, el nuevo Gobierno del presidente, Jair Bolsonaro, aún no ha cumplido las altas expectativas de un cambio en el sector inmobiliario.

Los precios de la vivienda en São Paulo, el estado con mayor población, crecieron a un ritmo anual del 2.0 por ciento en febrero, frente a menos del 1.0 por ciento de hace un año, según un índice de FipeZap.

Esta cifra sigue siendo muy inferior a los niveles de crecimiento de dos dígitos observados en 2014 antes de que la economía entrara en recesión.

Por su parte, el sector inmobiliario de México ha mostrado una resistencia relativa en medio de la incertidumbre generada por la nueva Administración de Andrés Manuel López Obrador.

Según un análisis de BBVA, la construcción está señalando una recuperación antes de lo previsto. El interés en las propiedades inmobiliarias mexicanas baratas se mantiene fuerte, y los precios de las viviendas en todo el país aumentaron en el transcurso del año pasado, según los datos más recientes disponibles de Federal Mortgage Company de México.