Mercados

¿El temor por el coronavirus 'despertó' al gran villano de los mercados?

Los operadores evitaron caer en el pánico ante las caídas registradas en los mercados mundiales; sin embargo, se preparan para apretar 'el gatillo' de venta si aumentan las preocupaciones por el virus.

Un clásico villano de los mercados reapareció este lunes, la mala liquidez. Los comerciantes veteranos ya habían advertido que un colapso en la facilidad de uso del mercado de valores algún día tendría graves consecuencias para los precios. Entonces, ¿qué tan fácil fue hacer negocios este lunes, el peor día para las ventas en dos años?

Primero los números. Más de 10.5 mil millones de acciones por un valor de 563 mil millones de dólares cambiaron de manos en la sesión de este lunes, lo que ilustra la extrema eficiencia con la que las computadoras compran y venden. Pero una alto volumen no es lo mismo que una alta liquidez. Las turbulencias en las acciones aumentaron, el índice de volatilidad de Cboe subió 8 puntos a 25 unidades.

La volatilidad y el papel desempeñado por los operadores de mercados electrónicos son determinantes en la facilidad con que se negocian las acciones. Lógicamente se vuelve más difícil cuando los precios rebotan.

Esto es lo que cinco profesionales del mercado experimentaron este día:

Max Gokhman, jefe de asignación de activos de Pacific Life Fund Advisors

"Hoy intercambiamos algunos futuros de acciones que, para ser justos, generalmente son muy líquidos y no vimos ningún problema. Y no he tenido noticias de ninguno de los corredores (de Bolsa) sobre problemas de liquidez extremos. Hasta ahora, no estamos demasiado preocupados por la liquidez: hay muchos inversores que todavía quieren comprar, y por supuesto, algunos que están vendiendo a medida que salen más noticias negativas.

"Al hablar con la gente en varios escritorios esta mañana, parece que el saldo se inclinó a (acciones) defensivas, put (ventas), y ventas para hoy, pero nada que creara una crisis de liquidez".

Delores Rubin, operador senior de acciones de Deutsche Bank Wealth Management

"La liquidez no es un problema. El mercado también está muy ordenado. Operó en línea con las acciones mundiales. Sospecho que todavía hay un buen número de inversores ansiosos por poner más dinero a trabajar, pero están tratando de determinar si tenemos más preocupaciones por delante y esperar o apretar el gatillo. A medida que cerramos en mínimos, obviamente existe una gran preocupación sobre cuán prolongado será el efecto de este brote".

Joseph Saluzzi, socio y codirector de comercio de acciones de Themis Trading

"La liquidez, según la definición de algunos, sería: '¿Puedo vender todas mis acciones?', Y si esa es la definición, definitivamente hubo problemas de liquidez.

"Es probable que los compradores lo hagan a precios caros y escojan ciertos lugares para hacerlo, lo cual es prudente. Pero, la gente necesita darse cuenta de que realmente no hay un buffer (colchón financiero) provisto por diversas órdenes de venta de cualquier tamaño. La mayoría de los pedidos se dividen en más pequeños".

Chris Harvey, jefe de estrategia de acciones de Wells Fargo Securities

"En nuestra mesa de equity, no vemos ventas de pánico. En realidad, es mejor comprar. Los operadores de derivados están ocupados y la acción varía con algunas coberturas y algunas coberturas de monetización. Las conversaciones con los participantes (del mercado) indican que el enfoque está en la cobertura y la preocupación es que los movimientos de rendimientos tengan el potencial de ser muy líquidos".

Frank Ingarra, operador principal de NorthCoast Asset Management LLC, con sede en Greenwich, Connecticut

"No estuvimos activos en absoluto hoy. Queríamos esperar y ver qué pasaba, usar la lógica y ver cómo el mercado digiere las noticias. Era obvio que tendríamos una venta masiva, y no queríamos guiarnos con las noticias de ayer.

"Queremos ver cómo la disminución afecta las valoraciones y los datos técnicos para ver qué tantas inversiones deberíamos tener, y eso lleva algún tiempo. No hubo nada extraordinario en términos de la actividad del cliente. Los asesores estaban hablando por teléfono y haciendo llamadas regulares, pero eso es todo. No sentí ningún pánico, no escuché ningún pánico. Todavía tenemos invertido alrededor del 75 por ciento".

Con la asistencia de Elena Popina.