Arabia Saudita anuncia recorte sorpresivo de producción de crudo
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Arabia Saudita anuncia recorte sorpresivo de producción de crudo

COMPARTIR

···
menu-trigger

Arabia Saudita anuncia recorte sorpresivo de producción de crudo

bulletLuego de haber anunciado medidas de austeridad por 27 mil millones de dólares, Raid dijo que recortaría otro millón de barriles diarios su producción de petróleo

Bloomberg / Javier Blas
12/05/2020
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Arabia Saudita anunció una medida sorpresiva para reducir la producción de petróleo al nivel más bajo en 18 años, al tiempo que trata de impulsar la recuperación de una crisis energética que ha devastado las finanzas del reino.

Solo unas horas después de presentar una serie de dramáticas medidas de austeridad, el país de Medio Oriente dijo que reduciría la producción de petróleo en otro millón de barriles por día, además de lo que ya acordó con los aliados de la OPEP. Los futuros del petróleo subieron, y Kuwait y los Emiratos Árabes Unidos también hicieron recortes adicionales.

“Tenemos que estar a la vanguardia”, dijo el ministro de petróleo saudita, el príncipe Abdulaziz bin Salman a Bloomberg News en una entrevista telefónica el lunes. “Los recortes voluntarios acelerarán aún más el proceso de reequilibrio”.

Es una señal de la urgencia que hay en Riad de estabilizar el mercado del petróleo, al tiempo que los bajísimos precios obligan al reino a imponer recortes de gastos profundos y a triplicar el impuesto al valor agregado. La medida también marca el último paso de la retirada de Arabia Saudita de la guerra de precios que inició en marzo, cuando comenzó a inundar el mercado con crudo barato después de que fracasaran las conversaciones con los aliados de la OPEP+.

Los recortes se producen días después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, hablara por teléfono con el rey Salman. La Casa Blanca dijo que ambos líderes habían llegado a un acuerdo “sobre la importancia de la estabilidad en los mercados mundiales de energía”.

Trump ha presionado repetidamente a Arabia Saudita, Rusia y otros países de la OPEP+ para que reduzcan la producción en un esfuerzo por salvar a la industria petrolera estadounidense. Para algunos, los recortes llegan demasiado tarde: un gran número de petroleros que zarparon hace semanas con crudo saudí están a punto de llegar a las costas de EU, exacerbando el exceso.

Riad tiene como objetivo bombear alrededor de 7.5 millones de barriles por día en junio, contra un objetivo oficial —según el acuerdo más reciente de la OPEP+— de poco menos de 8.5 millones por día para llegar a su nivel de producción más bajo desde 2002, según datos compilados por Bloomberg.

El recorte es particularmente simbólico, ya que lleva la producción de Arabia Saudita a menos de ocho millones de barriles por día, visto por muchos consultores y operadores como una línea que no se iba a cruzar debido al impacto que tiene en los ingresos del petróleo.

Pero cuando el desplome del precio del petróleo obliga a tomar medidas de austeridad por un valor aproximado de 27 mil millones de dólares, las opciones del reino se están agotando.

El príncipe Abdulaziz dijo que ha estado observando algunas señales de una mayor demanda de petróleo, particularmente de gasolina, ya que a medida que los ciudadanos salen de las cuarentenas han optado por conducir solos en sus automóviles, en lugar de usar el transporte público.

Además de apuntar a una producción mucho menor en junio, Riad también le pidió al productor estatal de petróleo, Saudi Aramco, que reduzca la producción en mayo “con el consentimiento de sus clientes”.

Según el acuerdo más reciente de la OPEP+, Arabia Saudita tenía como objetivo la producción de 8.5 millones de barriles por día, tanto para mayo como para junio.

Si bien Aramco puede reducir la producción, es probable que cualquier recorte sea relativamente pequeño, ya que la compañía petrolera estatal acuerda los niveles de envío con las refinerías con semanas de anticipación.

El príncipe Abdulaziz, quien dijo que los peores escenarios de demanda no se habían materializado, alentó a otros productores a unirse a sus propios recortes voluntarios.

Kuwait y los Emiratos Árabes Unidos siguieron el ejemplo saudí y anunciaron recortes de 80 mil y 100 mil barriles por día y respectivamente.