Apetito por bonos de México revela buen entorno para mercados emergentes
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Apetito por bonos de México revela buen entorno para mercados emergentes

COMPARTIR

···
menu-trigger

Apetito por bonos de México revela buen entorno para mercados emergentes

bulletLa alta demanda en México puede ser de buen augurio para el resto del mundo emergente, donde tanto los soberanos como las empresas se están acumulando en el mercado de riesgo.

Bloomberg /Justin Villamil
07/01/2020
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

México colocó 2 mil 300 millones de dólares de deuda por encima del precio inicial, un éxito que alentará a otros prestatarios de mercados emergentes a participar.

La segunda economía más grande de América Latina está pasando por un mal momento. Aun así, la demanda de la última venta de bonos a 10 años del país fue lo suficientemente alta como para que el diferencial se redujera 30 puntos básicos desde la pauta inicial, llegando a 150 puntos básicos por encima de los bonos del Tesoro con vencimientos similares.

A medida que países en desarrollo hacen fila para vender deuda a inicios de año, los agresivos precios apuntan hacia un contexto de riesgo positivo.

De los 2 mil 300 millones de dólares, mil 500 millones de dólares son de un bono de referencia a 10 años que vence en 2030, mientras que los 800 millones de dólares restantes vienen de la reapertura de un bono con vencimiento en enero de 2050. Estos últimos títulos fueron emitidos originalmente en julio del año pasado, indicó la dependencia.

En el caso del primer monto, tiene una tasa de rendimiento al vencimiento anual de 3.25 por ciento, que es la más baja en la historia para bonos denominados en dólares.

Por otra parte, en el caso de los bonos con vencimiento en enero de 2050, estos cuentan con una tasa de rendimiento al vencimiento de 4.04 por ciento. Hacienda señaló que la cifra significa una mejoría en comparación con la tasa original, que era de 4.52 por ciento.

“Me impresionó el apetito del mercado frente a la nueva emisión y que les permitió fijar un precio agresivo”, dijo Jens Nystedt, gerente de cartera de EMSO Asset Management en Nueva York. “Para los emisores correctos, hay mucha demanda, y los gerentes han dedicado claramente una cierta cantidad de municiones”.

En comparación con la venta anterior a 10 años, la más reciente oferta de deuda de México es un éxito rotundo. En los primeros meses de la presidencia de López Obrador, los bonos por valor de 3 mil 500 millones de dólares tenían un precio de 185 puntos básicos por encima de los bonos del Tesoro.

La última emisión fue suscrita 6.4 veces de más, con una demanda total de 14 mil 700 millones de dólares de 350 inversionistas institucionales.

La alta demanda en México puede ser de buen augurio para el resto del mundo emergente, donde tanto los soberanos como las empresas se están acumulando en el mercado de riesgo.

A México le siguieron anuncios en Eslovenia e Indonesia, mientras se espera que Polonia y Serbia sigan en el primer trimestre. En tanto, la minera estatal chilena Codelco ofreció bonos que se espera sean valorados este martes, mientras que el gigante tecnológico chino JD.com estableció la pauta final para su propio bono denominado en dólares.

“Todos sabíamos que el calendario de emisión sería enorme, especialmente en el lado corporativo”, dijo Edwin Gutiérrez, administrador de cartera en Aberdeen Asset Management, con sede en Londres. “En este momento, el mercado todavía está en riesgo, por lo que todos quieren aprovecharlo”.