Mercados

Alzas generalizadas para los valores del gobierno en el primer trimestre

La tendencia alcista se debe a las presiones en la inflación y la decisión del Banxico de mantener su tasa objetivo sin cambios en su última reunión de política monetaria.

En subasta adelantada, el rendimiento que los valores gubernamentales cerraron el primer trimestre del año con una tendencia alcista en todos los plazos y valores ofertados, resultado de las presiones en la inflación y la decisión de Banco de México (Banxico) de mantener su tasa objetivo sin cambios en su última reunión de política monetaria.

De acuerdo con los resultados publicados por (Banxico), las mayores presiones continuaron observándose en las emisiones de largo plazo.

Las mayores presiones de la inflación impulsaron la tasa real de los Bonos de Desarrollo denominados en Unidades de Inversión (Udibonos) a plazo equivalente de tres años (960 días) a su mayor rendimiento desde la subasta del 23 de junio de 2020, luego de reportar un alza de 56 puntos base y quedar en 1.50 por ciento anual.

En lo que respecta a los Bonos de Desarrollo con Tasa de Interés Fija (Bonos M), también con vigencia de tres años (708 días), su tasa subió 71 puntos base frente a su nivel previo y llegaron a un máximo de 4.90 por ciento anual, su mayor rendimiento en 11 meses.

Las presiones alcistas se extendieron a los cuatro plazos subastados de los Cetes, ante un escenario en el que se esperan presiones alcistas de la inflación en los siguientes meses.

El mayor ajuste se dio para los Certificados a plazo de 344 días, que en esta subasta subió 25 puntos base en comparación con la semana anterior, para quedar en 4.70 por ciento anual, nivel que no registraba desde la subasta primaria del 17 de junio de 2020 cuando pago un rendimiento de 4.90 por ciento.

Le siguió el aumento registrado por los Cetes de 176 días, que esta semana elevó su rendimiento 11 puntos base y quedó en 4.33 por ciento anual. Con este aumento, la tasa de los Certificados de seis meses regresó a su nivel con que finalizaron el año anterior.

Las emisiones de los Cetes de seis y 12 meses han mantenido una tendencia alcista por sexta semana consecutiva, periodo en el que acumulan incrementos de 32 y 66 puntos base, respectivamente.

Por su parte, los Cetes de corto plazo dejaron la relativa estabilidad con que se venía comportando su tasa de interés y este lunes registraron sus mayores aumentos semanales de los últimos cuatro meses.

Para la emisión de Cetes de 91 días el alza fue de 10 puntos base en comparación con su marca previa y fijó su tasa en 4.16 por ciento, en tanto que en la emisión de 28 días el encarecimiento fue de 5 puntos base para situar su rendimiento en 4.08 por ciento. Ambos plazos alcanzaron sus mayores premios en casi dos meses.

El comportamiento de las tasas de interés primarias reflejaron el tono de la decisión de Banxico del pasado jueves, en donde mantuvo sin cambios su tasa de interés objetivo, el tono del comunicado del Banco Central mostró un sesgo alcista (hawkish), de acuerdo con una nota de análisis de Casa de Bolsa Banorte.

En opinión de Citibanamex, "las perspectivas de inflación menos favorables y las turbulencias en los mercados financieros nacionales e internacionales nos lleva a pensar que el ciclo de relajamiento monetario ha terminado".

Sin embargo, aún es pronto para argumentar cuándo sería la primera alza de la tasa de Banxico, aunque "los mercados se centrarán en los resultados de la inflación, que han sorprendido persistentemente al alza y puede seguir presionando las posibilidades de alzas… hasta que veamos que se llega al pico" considera Citibanamex.

Demanda a la baja

Esta semana se observó una reducción de 36.4 por ciento en las posturas de compra de Cetes, en tanto que en Udibonos la demanda mostró una contracción de 25.8 por ciento en comparación con lo registrado cuatro semanas antes.

De acuerdo con la autoridad, las mayores bajas se registraron en las emisiones de seis y tres meses, al reportar una demanda en cada plazo de 23 mil 870 millones y 17 mil 534 millones de pesos, respectivamente, montos 42 y 40.6 por ciento por debajo de lo reportado la subasta anterior.

En tanto que en los Cetes a plazo de un año se reportó una caída en la demanda de 39.8 por ciento, alcanzando los 17 mil 525 millones de pesos.

Por último, en los Cetes de 28 días se presentaron posturas de compra por 16 mil 510 millones de pesos, cifra que registró una contracción de 12.4 por ciento frente a lo presentado el pasado martes.

En lo que respecta a los Udibonos de tres años, la demanda de los inversionistas por este instrumento de cobertura pasó de mil 912 millones a mil 418 millones de Udi, esto es, una baja de 25.8 por ciento.

El único incremento en la demanda se reportó en los Bonos M, también a plazo equivalente de tres años, que en esta subasta se presentaron solicitudes de compra por 11 mil 406 millones de pesos, esto es, un incremento de sólo 0.6 por ciento (equivalente a 70 millones de pesos), frente a lo registrado cuatro semanas antes.