Alerta S&P por deudas de corporativos ante ajuste monetario
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Alerta S&P por deudas de corporativos ante ajuste monetario

COMPARTIR

···
menu-trigger

Alerta S&P por deudas de corporativos ante ajuste monetario

bulletLa agencia calificadora estima que la retirada de financiamiento a bajas tasas de interés podría provocar un ciclo de empresas en cesación de pagos

Bloomberg
06/02/2018
Actualización 05/02/2018 - 21:41
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Los casos de cesación de pagos de empresas altamente endeudadas podrían aumentar significativamente ante el ajuste de las condiciones crediticias, según S&P Global Ratings.

La liquidez y aseguramiento fáciles junto con bajas tasas de interés han contribuido a un alza en el número de firmas altamente apalancadas, creando un riesgo oculto por unos niveles relativamente escasos de cesación de pagos.

La retirada del “tazón de dinero fácil” podría provocar el inicio del próximo ciclo de impagos, dado que los altos niveles de endeudamiento corporativo han aumentado la vulnerabilidad de las empresas a un aumento de los costes de financiamiento, advirtió la agencia de calificación en un informe del 5 de febrero.

Basada en una muestra de 13 mil firmas, la agencia estima que la proporción de empresas altamente endeudadas –aquellas con ratios de deuda/utilidad de más de cinco veces- llegaron al 37 por ciento en 2017, comparado con un 32 por ciento en 2007, antes de la crisis financiera mundial. En el período 2011-2017, la deuda corporativa no financiera creció en 15 puntos porcentuales a 96 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).

La discrepancia oculta entre endeudamiento y casos de impagos es tan amplia, que el reciente repunte en las ganancias corporativas y las métricas financieras –especialmente gracias a la reforma tributaria en Estados Unidos— “no serán suficiente para compensar” los significativos riesgos financieros, dijo S&P.

“Cuando la deuda es así de alta y las tasas de impago son bajas, algo tiene que suceder”, escribió Terry Chan, de la agencia.