Fenómenos Digitales

Enhanced Games vs Olimpiadas: Un experimento científico y deportivo

Los Enhanced Games permitirán probar los límites físicos de los atletas al no contar con restricciones de dopaje, existirá información para medir las consecuencias y los verdaderos beneficios de cualquier nueva tecnología. Es mucho más peligroso para los atletas hacer experimentos de manera secreta, que hacerlo de manera pública y otorgarles los mejores cuidados médicos y pruebas de salud constantes, solo posible, al no tener que esconderse, eliminando así, la corrupción en el deporte, menciona Manuel Trevilla.

Si te has preguntado qué pasaría si en los juegos Olímpicos se pudiera usar cualquier tecnología y sustancia para optimizar el performance, estás en el lugar correcto. La propuesta de Aron D’Souza de los Enhanced Games está sacudiendo los cimientos del mundo deportivo, respaldada por inversores de renombre como Peter Thiel, quien fué el primero inversionista en Facebook, ahora Meta.

Este innovador proyecto desafía las convenciones tradicionales de los Juegos Olímpicos al permitir que los atletas utilicen sustancias y tecnologías para mejorar su rendimiento, sin las restricciones impuestas por los organismos antidopaje.

En los Enhanced Games, los deportistas tendrán la libertad de utilizar una amplia gama de métodos para potenciar su rendimiento, sin el temor a ser sometidos a pruebas de dopaje. Esta libertad, según D’Souza, les permitirá “empujar los límites de la humanidad” y alcanzar un nuevo nivel de excelencia atlética.

Aunque la idea ha generado controversia, con críticas tanto de los defensores de los valores tradicionales del deporte como de los órganos rectores como el Comité Olímpico Internacional (COI), D’Souza y sus inversores están decididos a llevar adelante su visión. Uno de los argumentos principales es que los Juegos Olímpicos se han visto envueltos en escándalos de corrupción y dopaje, permitiendo a algunos países no jugar parejo, y el hacerlo de manera pública es más seguro y justo para todos los atletas.

Dos ejemplos de escándalos de fraude o corrupción en juegos olímpicos sobre dopaje son el caso de Marion Jones, quien admitió haber usado sustancias prohibidas y fue despojada de sus medallas olímpicas, y el escándalo ruso de dopaje sistemático en los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi 2014, que llevó a la exclusión de numerosos atletas rusos de competiciones internacionales. Estos casos resaltan la importancia de mantener la integridad y la equidad en el deporte, mientras se abordan los desafíos relacionados con el dopaje.

Aunque estoy convencido de que muchas sustancias que mejoran el rendimiento deportivo afectan la fertilidad, la densidad ósea, el crecimiento del cabello, la longevidad, entre otros aspectos, también es cierto que el movimiento de biohacking busca encontrar soluciones que no tengan riesgos y trata de integrar la ciencia con un enfoque en mejorar la salud y la longevidad del ser humano.

Algunos ejemplos son el ayuno intermitente, los baños de hielo, el sauna, la optimización del sueño, entre otros. Poder observar cómo los atletas experimentan con sustancias de manera pública y analizar de manera científica los resultados e impacto puede traer avances médicos.

Por otro lado, siento que es mucho más peligroso para los atletas hacer experimentos de manera secreta, que hacerlo de manera pública y otorgarles los mejores cuidados médicos y pruebas de salud constantes, solo posible, al no tener que esconderse.

Argumentan que los Enhanced Games representan el futuro del deporte al abrazar la ciencia y la innovación para maximizar el potencial humano.

El enfrentamiento entre los Enhanced Games y los Juegos Olímpicos tradicionales representa un choque de ideales y valores en el mundo del deporte.

Los Enhanced Games buscan desafiar los límites de lo posible y celebrar la innovación científica en el deporte.

En última instancia, el resultado de esta confrontación está por verse, pero una cosa es segura: los Enhanced Games están destinados a cambiar el panorama deportivo para siempre, ya sea como un emocionante experimento científico y deportivo o como una polémica ruptura con las normas establecidas.

Será un espectáculo digno de verse,

Hasta la próxima, Manuel.

Manuel  Trevilla

Manuel Trevilla

Empresario, conferencista especialista en marketing digital, innovación y wellness. Mentor y consejero de organizaciones como Google Launchpad, Masschallenge y LFT.

COLUMNAS ANTERIORES

Beverly Hills utiliza tecnología para mantener la ciudad segura. México también puede.
La inteligencia artificial (IA) en la generación de videos: ¿beneficio social o peligro para la democracia?

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.