¿Has considerado comprar un inmueble de remate bancario? Esto es lo que debes saber
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Has considerado comprar un inmueble de remate bancario? Esto es lo que debes saber

COMPARTIR

···
menu-trigger

¿Has considerado comprar un inmueble de remate bancario? Esto es lo que debes saber

bulletComprar una casa barata, a un porcentaje muy reducido del precio original, es posible con un remate bancario, pero hay aspectos que debes tomar en cuenta para hacerlo de forma segura.

Por VIVANUNCIOS
26/03/2020
Es importante resaltar que no es una compraventa ordinaria, pues no se compra directamente la propiedad, sino los derechos legales para adjudicarse el inmueble y posteriormente escriturarlo a tu nombre.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El mecanismo de remate bancario surgió a partir de la crisis inmobiliaria de 2009 para incentivar el mercado y que los bancos recuperaran parte de sus inversiones perdidas, al mismo tiempo que ofrecían a personas con un presupuesto reducido la posibilidad de adquirir un patrimonio.

En palabras sencillas, esto es la venta de casas embargadas por bancos por falta de pago del deudor del crédito hipotecario. El banco hace valer su derecho de adjudicación del inmueble y lo ofrece al mercado a una fracción de su precio comercial, recuperando una parte del capital perdido.

Es importante resaltar que no es una compraventa ordinaria, pues no se compra directamente la propiedad, sino los derechos legales para adjudicarse el inmueble y posteriormente escriturarlo a tu nombre.

Vivanuncios, el portal inmobiliario de eBay, te explica los detalles que debes conocer antes de decidir comprar una casa en remate bancario.

Existen dos tipos

El primero es la Cesión de derechos litigiosos, donde adquieres del banco los derechos de la demanda que presentó contra el cliente. De esta forma, se sustituye al acreedor hipotecario y es ahora tu responsabilidad culminar el proceso judicial de adjudicación de la propiedad.

Una vez ganado el juicio, ya puedes continuar con la escrituración y posesión del inmueble. El precio que pagas al banco en estos casos es de hasta el 30 por ciento del valor comercial del inmueble.

El segundo tipo es la Cesión de derechos adjudicatarios. En este, el banco ya ha ganado el juicio de adjudicación, pero aún no ha escriturado el inmueble. Lo pone a la venta a precio de remate para recuperar los gastos del juicio y obtener una diferencia a favor.

Tú pagas este precio de remate al banco y continúas solo con el proceso de escrituración y toma de posesión del inmueble. El precio que pagas en esta modalidad es aproximadamente el 70 por ciento del valor original.

El pago

Para los inmuebles adquiridos por Cesión de derechos litigiosos, el pago debe efectuarse al banco de contado. Ni las instituciones de vivienda ni los bancos otorgan créditos para remates de este tipo.

En cambio, para un remate bancario por Cesión de derechos adjudicatarios, los bancos e instituciones de vivienda sí pueden otorgarte créditos. Acércate a tu entidad y pregunta por esta modalidad de financiamiento.

Comprar una casa en remate es una alternativa no muy conocida, pero representa una buena oportunidad para formar un patrimonio.
Comprar una casa en remate es una alternativa no muy conocida, pero representa una buena oportunidad para formar un patrimonio.Fuente: Shutterstock

Comprar una casa en remate es una alternativa no muy conocida, pero representa una buena oportunidad para formar un patrimonio.

No puedes revisar el interior del inmueble

Al adquirir casas en remate bancario, asumes el riesgo de desconocer su estado interno. En ambos tipos de cesión de derechos, el inmueble no está en posesión tuya ni del banco, por lo tanto no puedes examinarlo por dentro hasta que el notario otorgue las escrituras a tu nombre.

Sin embargo, debes hacer todo el proceso de revisión exterior como en una compraventa ordinaria. Estudiar su ubicación, los acabados exteriores, la seguridad y los servicios e infraestructura. Solo pueden proporcionarte los planos del inmueble para darte una idea general del espacio disponible.

Adquieres todos los gastos y deudas del inmueble

Al convertirte en cesionario, ya sea de derechos litigiosos o adjudicatarios, adquieres todas las responsabilidades que esto implica. Debes pagar todos los trámites legales posteriores, además de los notarios y abogados que intervengan en el proceso hasta que concluya.

Debes pagar el Impuesto Sobre Adquisición de Inmuebles (ISAI). En caso de que el inmueble tenga pagos de servicios públicos atrasados, deberás cubrirlos para entregarte la posesión. Por último, los gastos de mantenimiento y rehabilitación corren por tu cuenta.

El tiempo antes de poder ocupar tu inmueble

Debido a que no es una compraventa ordinaria, en ambas modalidades el pago de los derechos no garantiza que puedas ocupar el inmueble inmediatamente.

En una cesión de derechos litigiosos, el juicio de adjudicación y la escrituración se pueden llevar en conjunto de seis meses hasta dos años. Mientras que en una cesión de derechos adjudicatarios, solo debes cumplir con el proceso notarial de escrituración y toma de posesión, que va de 3 a 6 meses aproximadamente.

Comprar una casa en remate es una alternativa no muy conocida, pero representa una buena oportunidad para formar un patrimonio. Asesórate con un experto inmobiliario y legal para realizar una compra segura. Visita Vivanuncios para conocer el amplio catálogo de casas en remate que tiene para ti.