¿Cómo puede afectar la cuesta de enero en tu plan de ahorro para comprar una casa? Esto te ayudará
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Cómo puede afectar la cuesta de enero en tu plan de ahorro para comprar una casa? Esto te ayudará

COMPARTIR

···
menu-trigger

¿Cómo puede afectar la cuesta de enero en tu plan de ahorro para comprar una casa? Esto te ayudará

bulletSe le llama cuesta de enero al proceso de ajuste que los mexicanos deben atravesar al presentarse el aumento de precios en productos de la canasta básica e inmobiliarios.

Por VIVANUNCIOS
07/01/2020
Esto se debe a que tanto el alza de los precios, como la inflación, que afectan tu capacidad de compra y, por lo tanto, provocan desbalances en los presupuestos semanales impuestos.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

En México, la cuesta de enero es un proceso económico que ocurre todos los años debido al alza de las tasas de interés, el incremento de los impuestos y el aumento de los precios en servicios como la gasolina, la luz y el gas, entre otros.

En el sector inmobiliario, la cuesta puede verse reflejada en todas las etapas de una compraventa; sin embargo, este fenómeno económico se hace más notorio cuando un inversionista se encuentra diseñando un plan de ahorro para comprar una casa, o mientras se encuentra ejecutándose.

Esto se debe a que tanto el alza de los precios, como la inflación, que afectan tu capacidad de compra y, por lo tanto, provocan desbalances en los presupuestos semanales impuestos.

De acuerdo con Vivanuncios, el portal inmobiliario de eBay, estas son algunas formas en las que esta afecta un plan de ahorro para comprar una casa y algunas medidas que los inversionistas pueden aplicar para evitar perder la oportunidad de construir un patrimonio.

Disminuye la capacidad de ahorro y adquisición

Esta es una de las principales consecuencias y la que más afecta el ahorro de los inversionistas que no hayan previsto estos cambios y no se encuentren preparados.

Al subir los precios de algunos productos de la canasta básica, los ciudadanos deben reajustar sus presupuestos y acomodar los nuevos gastos que se presentan.

Este fenómeno, también conocido como inflación, provoca que el valor del dinero disminuya y que los ciudadanos deban recurrir al uso de sus fondos de ahorro de emergencia en un esfuerzo por no afectar su plan de comprar una casa.

Asimismo, esta situación puede provocar gastos hormiga, es decir, compras pequeñas que podrían parecer no tan importantes, pero que sumadas representan una fuga de dinero que desbalancea cualquier plan de ahorro para comprar una casa y retrasan todo el proceso.

Para evitar estas dos situaciones, lo recomendado es mantener la calma y siempre realizar una lista de compras esenciales al comenzar el año, cotizar precios y actualizar las cantidades previamente analizadas. Tras esto, los inversionistas deberán evitar caer en gastos variables y evitar compras innecesarias que afecten su ahorro y economía.

Los compradores son más propensos a caer en deudas crediticias

Las tarjetas de crédito son una herramienta útil siempre y cuando se manejen con cuidado y responsabilidad.

Al presentarse un alza imprevista de los precios, y contar con menos capacidad de compra, es posible que algunos compradores deban recurrir a los préstamos crediticios para satisfacer necesidades de primer nivel.

Esto, en un principio, puede parecer un desahogo para las deudas inmediatas, sin embargo, un mes después, al tener que hacer el pago completo de los montos gastados, si los compradores no lograron ajustar sus gastos y reunir el dinero adecuado, puede provocar un efecto “bola de nieve” que tan solo termine afectando el plan de ahorro para comprar una casa y resulte en deudas difíciles de saldar.

Una recomendación útil en estos casos es utilizar la tarjeta de crédito solo en casos de emergencia, o ir saldando en cuanto el comprador tenga el dinero disponible. Esto ayudará a que la persona no gaste el dinero del pago mensual y a que planee eficientemente todos los gastos que deberá realizar a lo largo del mes.

Los gastos fijos presentan cambios

La canasta básica también incluye aquellos productos que funcionan para garantizar una calidad de vida adecuada para muchas familias. En este sentido, los gastos fijos de una vivienda, como lo son la luz, el agua, el gas, la gasolina, transporte y comida, se ven afectados por la inflación, el ajuste de la cuesta de enero y distintos factores económicos.

Una parte vital de un plan de ahorro para comprar una casa son los gastos fijos de una vivienda, ya que son cantidades de las que un inversionista no puede prescindir y que garantizan su calidad de vida familiar.

Esta variación en los gastos fijos de un presupuesto también puede provocar que los gastos variables se desacomoden e incrementen. Esto podría generar un efecto que, a la larga, obligará a los inversionistas a utilizar sus ahorros, regresando a las personas al punto del que partieron, es decir, a comenzar a guardar dinero con un ahorro pequeño.

La recomendación en este sentido, es ajustar los gastos variables para poder cumplir con las obligaciones de los gastos fijos. Realizar pequeños sacrificios, al menos hasta que la economía familiar se estabilice, será necesario para contar con el beneficio que un patrimonio propio trae a las familias en el futuro.

Las tasas de interés se ajustan

Los intereses son ese porcentaje que una institución financiera cobra por otorgar un préstamo inmobiliario. Son una protección que todas las personas que acceden a un crédito hipotecario deben cubrir, y que, de acuerdo con el tipo de tasa elegida, pueden ayudar a aumentar o disminuir su deuda.

Existen tres tipos de tasas de interés en el sector de los bienes raíces. Fijas, variables y mixtas.

  • Tasa fija

En relación con la cuesta de enero, elegir una tasa fija, dentro de un plan de ahorro para comprar una casa, ayudará a que el monto final de este interés no cambie anualmente, a pesar de los cambios económicos que se presenten en el país.

Esto puede ser útil para quienes se encuentran ajustados de dinero y no pueden realizar cambios drásticos a su presupuesto a lo largo del plazo.

  • Tasa variable

La tasa variable, por otro lado, se modifica a partir de un índice y margen referencial proporcionado por el Banco de México y la institución financiera que otorgue el préstamo. Esta opción es para personas que planean aumentar sus ingresos en un mediano plazo y así, beneficiarse de una tasa de interés que se ajuste a su presupuesto.

  • Tasa mixta

La tasa mixta, por otro lado, combina los conceptos anteriores. Al elegir, los inversionistas acuerdan una tasa de interés fijo en los primeros años de la deuda y, posteriormente, al realizar un análisis y ajuste, esta tasa puede convertirse en variable.

Una recomendación para evitar que la cuesta de enero afecte un plan de ahorro para comprar una casa es, al seleccionar un crédito hipotecario, elegir una tasa de interés que se adecúe a los planes anuales del inversionista.

Los montos de los préstamos hipotecarios cambian

Tomando en cuenta todos los factores mencionados, es acertado pensar que, debido a la cuesta de enero, los montos de préstamo de los créditos hipotecarios se ajustan para acomodar las nuevas necesidades de los compradores, así como los precios actualizados de las casas.

Esto afecta en gran medida un plan de ahorro para comprar una casa que se realizó con anticipación sin prever estos cambios en la economía.

Es decir, aquellas personas que realizaron sus presupuestos con los montos pasados, o que se encuentran cotizando una propiedad que aumentó su costo, se verán afectados y tendrán que ajustar tanto sus gastos, como su meta de ahorro mensual, para cumplir su objetivo en el plazo establecido.

La última recomendación es guardar un poco más de dinero mensualmente y contar con un colchón de ahorro que funcione para amortiguar estos cambios en los montos cotizados, y que, además, funcione en caso de emergencia al necesitar cubrir pagos adelantados.

Estas medidas para evitar que la cuesta de enero afecte los planes y presupuestos de compra de un inversionista, serán de gran utilidad para evitar deudas, pagos innecesarios y problemas financieros que prevengan a una persona de ejercer su derecho a una vivienda digna.