Financial Times

Petroleras de EU por fin pueden 'darse un lujo'

La revolución del petróleo estadounidense alcanzó un momento histórico, ya que las principales compañías del sector obtienen ganancias suficientes para cubrir el costo de nuevos pozos.

La revolución del petróleo de esquisto estadounidense ha alcanzado un momento histórico, pues las principales compañías del sector obtienen por primera vez ganancias suficientes como para cubrir el costo de nuevos pozos.

Desde que comenzó el auge del petróleo de esquisto hace una década, las compañías de exploración y producción han requerido un flujo constante de capital para pagar la perforación y finalización de nuevos pozos, pero gracias al aumento de los precios del crudo, ahora muchas empresas pueden financiarse.

Los principales productores, que apenas cubrían sus gastos de capital con sus flujos de caja operativos en el último trimestre del año pasado, ahora están generando importantes flujos de caja disponibles, según Wood Mackenzie, la compañía de investigación.

"Son grandes beneficios imprevistos para muchas de estas compañías", dijo Andrew McConn, de Wood Mackenzie, quien señaló que las grandes compañías de petróleo de esquisto estadounidense necesitaban un precio del crudo de alrededor de 53 dólares por barril para generar flujos de caja disponibles. El crudo estadounidense de referencia tenía un precio de 68 dólares por barril el viernes.

El cambio hacia la autosostenibilidad está borrando una de las principales preocupaciones de los inversionistas. Conforme han aumentado los precios del crudo desde junio del año pasado, las acciones de las compañías de exploración estadounidenses, las cuales generalmente siguen al producto básico, se han quedado rezagadas.

Sin embargo, este mes han comenzado a subir. Desde principios de abril, las acciones de EOG Resources y Continental Resources subieron un 11 por ciento, y las de Pioneer Natural Resources aumentaron un 17 por ciento.

Desde el momento en que se perforaron los primeros pozos de prueba de petróleo de esquisto en EU entre 2008 y 2009, el gasto de capital de la industria ha superado sus ganancias de las operaciones, por lo que los productores sólo se han podido mantener en el negocio atrayendo cientos de miles de millones de dólares en financiamiento a partir de bonos, ventas de acciones y préstamos bancarios. De 2008 a 2017, las compañías de exploración y producción estadounidenses recaudaron 293 mil millones de las ventas de bonos, según Dealogic.

Otro factor que ha ayudado a los productores a repuntar es la mejora continua en las técnicas de perforación horizontal y de fracturación hidráulica, las cuales han reducido drásticamente los costos.

Scott Sheffield, presidente de Pioneer Natural Resources, dijo que sus pozos en la Cuenca del Pérmico de Texas y Nuevo México ahora eran un 300 por ciento más productivos que hace cuatro años, lo cual ha reducido el precio del petróleo que necesitan para obtener ganancias.

"En 2014, nuestro precio de equilibrio en la Cuenca del Pérmico fue probablemente de 55 a 60 dólares por barril", dijo en la Cumbre Mundial de Energía de Columbia la semana pasada. "Nunca habría pensado que la Cuenca del Pérmico podría alcanzar el punto de equilibrio en un precio apenas superior a los 20 dólares. Pero sí sucedió".

Las valoraciones de mercado en el sector se han visto restringidas por preocupaciones que incluyen las salidas de efectivo de la industria y los bajos retornos de capital, y temores de que la creciente producción estadounidense pueda volver a generar un exceso en los mercados mundiales y hacer caer los precios como sucedió en 2014.

Pero en los últimos meses muchas compañías de esquisto han estado diciendo que se enfocarán en mejorar los retornos en lugar de intentar crecer a toda costa. Varias han anunciado mayores dividendos y recompras de acciones, incluyendo Anadarko Petroleum, Devon Energy y Hess.