Inversionistas de EU esperan que ‘Jay Powell’ los salve
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Inversionistas de EU esperan que ‘Jay Powell’ los salve

COMPARTIR

···

Inversionistas de EU esperan que ‘Jay Powell’ los salve

Tienen la esperanza de que el presidente del banco central estadounidense hará lo que sea necesario para evitar una recesión.

Financial Times I Gillian Tett
07/06/2019
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.
Ilustración: Ismael Angeles.

Esta semana, le pedí a un grupo de financieros en una conferencia en Nueva York que predijeran el rumbo de las tasas de interés estadounidenses. Los resultados fueron claros.

Nueve de cada diez inversionistas dijeron que ahora presumen que la próxima medida de la Reserva Federal de Estados Unidos (EU) será bajar las tasas en lugar de subirlas. Además, tres cuartas partes del grupo esperaban dos o tres recortes de tasas durante el próximo año.

Éste es un cambio sorprendente, dado que hace un mes el mercado de futuros implicaba que solo había un 33 por ciento de probabilidad de un recorte de tasas este año; hace seis meses muchos inversionistas esperaban más aumentos de tasas.

De hecho, es difícil recordar una época reciente en la que la opinión haya cambiado tanto y tan rápidamente en el mercado de títulos del Tesoro estadounidense, sin una recesión o una crisis financiera.

¿Por qué ahora? La explicación más sencilla sería los fundamentos económicos. Definitivamente han jugado un papel importante. La producción industrial y el gasto de capital estadounidenses, por ejemplo, se han debilitado considerablemente en los últimos meses, casi seguramente como resultado de las guerras comerciales. El mes pasado, el índice de gerentes de compras (PMI, por sus siglas en inglés) cayó a su nivel más bajo en 10 años.

Sin embargo, los fundamentos económicos no son la única explicación. Después de todo, el mes pasado, los consumidores estadounidenses reportaron que tenían más confianza en la economía que en cualquier otro momento desde el año 2000, y que el gasto familiar sigue siendo moderadamente sólido, conforme el desempleo alcanza sus niveles mínimos en 50 años.

Más allá de los datos económicos duros hay algunos factores psicológicos “blandos”. Uno de ellos es que los inversionistas parecen sentirse cada vez más presionados a pronosticar —por no hablar de calcular con confianza— los riesgos asociados con las diversas guerras potenciales que surgen en todo el mundo, ya sean militares o comerciales.

También les resulta difícil determinar el impacto en el mercado de algunos escenarios políticos del mundo occidental, incluyendo los que están surgiendo en EU, el Reino Unido y Europa continental. “El desafío populista de ambos lados del espectro político podría tener resultados positivos o negativos en los mercados económicos y financieros”, dijo PIMCO, el fondo de gestión. O por decirlo de otro modo: “nadie lo sabe”.

Un segundo factor psicológico es la incertidumbre sobre la propia Reserva Federal.

Este año ha habido especulaciones sobre si el presidente Jerome Powell ‘Jay Powell’ cederá a las demandas de Trump de reducir las tasas.

Sin embargo, lo más interesante es que la Reserva Federal recientemente inició una revisión interna de su proceso de fijación de políticas.

El grupo de inversión BlackRock sospecha que la Reserva Federal “podría anunciar cambios importantes en su enfoque de política monetaria a principios del próximo año”.

El hecho de que se haya lanzado esta revisión revela un aspecto importante: tras bambalinas hay una convicción cada vez mayor en la Reserva Federal de que los cambios económicos estructurales mantendrán baja la inflación de EU durante mucho tiempo. Si resulta así, el llamado nivel “neutral” de las tasas de interés que ni estimula ni restringe a la economía se mantendrá bajo en mucho tiempo.

Por supuesto, en muchas ocasiones anteriores los economistas han declarado que “esta vez es diferente” y las cosas no han terminado bien.

  • Como señala PIMCO en su reciente pronóstico, sería prematuro suponer que se ha eliminado la inflación para siempre.

Pero en este momento, el mensaje de los inversionistas es claro: estamos entrando en una era de la “opción de venta de Powell”, en la que los mercados presumirán que la Reserva Federal hará lo que sea necesario para evitar una desaceleración. Es mejor que esperemos que esta saga termine mejor que la infame “opción de venta de Greenspan” de la década de 1990, cuando el presidente de la Reserva Federal, Alan Greenspan, contribuyó a crear las condiciones para la crisis financiera de 2008.