¿El gobierno de AMLO podrá financiar todo lo prometido sin 'pegarle' al presupuesto?
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿El gobierno de AMLO podrá financiar todo lo prometido sin 'pegarle' al presupuesto?

COMPARTIR

···
menu-trigger

¿El gobierno de AMLO podrá financiar todo lo prometido sin 'pegarle' al presupuesto?

bulletUna serie de decisiones pusieron en duda la solidez del clima de inversión en México y aumentaron el costo del capital en un momento en que López Obrador necesita financiamiento del exterior para cumplir con sus promesas.

Por Colby Smith
12/12/2018
Actualización 12/12/2018 - 4:50
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Cuando Andrés Manuel López Obrador consiguió uno de los mandatos políticos más fuertes en la historia del país en julio, los inversionistas inicialmente tenían la esperanza de que el nacionalista de izquierda estableciera una línea más moderada una vez en el cargo.

En las últimas semanas, esa perspectiva se ha debilitado luego de una serie de decisiones que pusieron en duda la solidez del clima de inversión en México y aumentaron el costo del capital en un momento en que López Obrador necesita financiamiento del exterior para cumplir con las promesas de campaña.

“La confianza definitivamente ha cambiado sobre México”, dijo Cathy Hepworth, codirectora de deuda de EM en PGIM Fixed Income. “Nuestro escenario base es que las cosas probablemente empeorarán”.

Placeholder block
Ilustración: Ismael Angeles

Los diferenciales entre los bonos de México y los bonos del Tesoro de EU se han ampliado sustancialmente desde principios de noviembre, lo que indica que los inversores están valorando más el riesgo de los activos mexicanos. El peso ha caído más de un 7 por ciento frente al dólar en los últimos dos meses después del abrazo de López Obrador a algunos de las aristas más populistas de su plataforma.

Hacer un llamado correcto a México es importante para los inversionistas de mercados emergentes dado que la deuda soberana del país tiene la mayor ponderación en el índice de Diversificación Global JPMorgan EMBI. A medida que los administradores de fondos deciden dónde colocar el dinero en 2019, el nuevo presupuesto del gobierno para este mes tendrá un mayor escrutinio.

El periodo previo a la presentación ha estado marcado por un enfrentamiento entre la administración y los inversionistas que tienen bonos por un valor de 6 mil millones de dólares colocados para financiar un nuevo aeropuerto en la Ciudad de México que ahora está programado para su cancelación. López Obrador, conocido como AMLO, ha prometido defender los resultados de una polémica “encuesta pública” que organizó como presidente electo, que exigió el fin del proyecto a pesar de que se completó en un tercio y casi el 70 por ciento se financió. La semana pasada, los tenedores de más de mil millones de dólares los bonos rechazaron el acuerdo del gobierno para recomprar una parte de la deuda a cambio de un relajamiento de las garantías de los acreedores en el saldo restante.

A pesar de pedir a los inversionistas que acepten menos de lo que inicialmente pagaron, la oferta mostró una “disposición por parte del gobierno para encontrar una solución amigable”, dijo Luis Yance, un inversionista local de Compass Group y un sub-asesor de Investec Asset Management, que mantiene la deuda pero no se ha unido al grupo de tenedores de bonos que rechazan el acuerdo.

“El riesgo definitivamente ha aumentado porque se suponía que era una historia de crecimiento, y los bonos originalmente estaban respaldados por más garantías”, admitió Yance. Pero la oferta del gobierno, dijo, era solo parte del proceso de negociación. “No van a renunciar a todo lo que están dispuestos a otorgar desde el principio”.

Los inversores también se mostraron reacios a la decisión de López Obrador la semana pasada de suspender las subastas de petróleo durante tres años. Mientras que el presidente confirmó que su administración cumplirá con los contratos pendientes, Henry Peabody, gerente de cartera de Eaton Vance, dijo que la narrativa de la reforma del sector energético se había “detenido”.

El presidente también ha prometido una serie de reformas sociales. Además de aumentar las pensiones para los ancianos, él quiere otorgar subvenciones educativas a jóvenes mexicanos y aumentar los subsidios a los agricultores, todo ello sin aumentar la deuda nacional ni aumentar los impuestos.

“Las intenciones son grandes y es por estas políticas que ganó”, dijo Federico Kaune, director de deuda de mercados emergentes de UBS Asset Management. “Pero es difícil ver cómo su gobierno podrá financiar todo lo prometido, así como las encuestas públicas futuras sin generar un gran deterioro del presupuesto”.

Advirtió Kaune: todo esto agudiza el enfoque en su presupuesto para 2019. Renunciar a la disciplina fiscal y eliminar el presupuesto ahora equilibrado generará más incertidumbre en los activos mexicanos, advirtió Kaune.