Estilo

¿Tienes antojo de algo rico? Deja de asar queso y prueba hacer lo mismo con chocolate

Si bien los sándwiches de queso son 'gloriosos', la pandemia nos ha obligado a reinventar la forma en la que utilizamos lo que tenemos en casa. Aquí un ejemplo.

En el Sandwich Hall of Fame, el queso asado se exhibe prominentemente. Es el equivalente culinario de un fenómeno cultural de un solo nombre, como Rihanna o Bono; el alimento básico de la hora del almuerzo no requiere un descriptor de "emparedado" para que las personas sepan exactamente qué es.

Aún así, siempre hay una oportunidad para sacudir las cosas, para rendir homenaje a un clásico al repensarlo por completo. Lo mejor de un queso a la parrilla es el relleno: el centro cremoso y cremoso encerrado entre rebanadas de pan tostado crujiente y mantecoso. La escritora de alimentos, Charlotte Druckman, optó por el chocolate.

Druckman no es la primera en poner chocolate entre el pan y llamarlo sándwich. Ha sido una merienda favorita de niños en España desde hace mucho tiempo. El chef estrella y héroe humanitario, José Andrés, ha popularizado un plato de chocolate elegante en pan a la parrilla rociado con aceite de oliva.

Inspirada por él, Druckman llegó a su versión, que aparece en su nuevo e inteligente Kitchen Remix: 75 recetas para aprovechar al máximo sus ingredientes (Penguin Random House).

En su libro, Druckman alienta a los lectores a imaginar múltiples escenarios para los productos que tienen a la mano. Agrupa los ingredientes en tríos complementarios: la pechuga de pollo, mozzarella y la rúcula se configuran como una ensalada de pollo, como chuletas con mozzarella marinada y como pechugas de papa con pesto de rúcula.

Es un texto dirigido a personas que ordenaron grandes cantidades de ingredientes y ahora están atrapados en un escenario potencial del Día de la Marmota, comiendo lo mismo todas las noches.

"Es difícil enseñar ingenio", señala Druckman. "Pero este libro es útil para las personas que miran lo que hay en su refrigerador y piensan: '¿No hay algo más que pueda hacer?'".

Para su maridaje de pan, chocolate y aceite de oliva, Druckman ofrece recetas para un budín de pan, un semifreddo y esta merienda transformadora, o almuerzo, para aquellos que creen que el chocolate puede ser una comida, que ella corta con una mayonesa de azúcar morena.

El producto 'genio' crea una costra caramelizada en el pan frito y agrega dulzura al relleno de chocolate agridulce, especialmente con una pizca de sal.

"Dado que la mayonesa es básicamente aceite de oliva y huevo, es como darle al pan el 'twist' de tostadas francesas", dice Druckman.

Su receta está abierta a la innovación. Puedes usar brioche (pan de yema) o masa madre en lugar de pan blanco; una pizca de canela acentúa el chocolate; la pimienta roja agrega una mezcla 'intrigante'. Un poco de ralladura de naranja lo hace afrutado, al igual que una extensión de mermelada. Existe la opción de mantequilla de almendras en lugar del clásico sin sal. Si tienes a mano un frasco de Nutella, sustitúyelo por el chocolate. "Hay muchas opciones", dice Druckman sobre su nuevo clásico.

La siguiente receta está adaptada de Kitchen Remix. Causa un poco de desorden en la superficie de trabajo, ten cuidado, pero vale la pena limpiarlo.

Sándwiches de chocolate a la parrilla

(Para 4 personas)

Ingredientes:

*1/4 taza de mayonesa

*½ cucharada de azúcar morena

*Ocho rebanadas (1.2 centímetros de grosor) pan blanco

*Alrededor de 2 cucharadas aceite de oliva virgen extra

*113 gramos de discos agridulces de chocolate para hornear (aproximadamente ¾ de taza)

*Sal de grano

En un tazón pequeño, combina la mayonesa y el azúcar morena. Acomoda las rebanadas de pan en una superficie de trabajo y extiende la parte superior con la mayonesa endulzada para cubrir.

Voltea las rodajas y salpica los otros lados con aceite de oliva. Divide el chocolate entre cuatro rebanadas de pan, rocía con un poco más de aceite de oliva y espolvorea una pizca de sal.

Cubre las cuatro rebanadas de pan cubiertas de chocolate con las rebanadas restantes, con el lado del aceite hacia abajo.

Calienta una sartén grande de hierro fundido a fuego medio-bajo. Coloca dos de los sándwiches en la sartén caliente y cocina hasta que los fondos estén dorados y caramelizados, de tres a cuatro minutos.

Voltea los sándwiches y cocina hasta que los segundos lados estén dorados y el chocolate se derrita, aproximadamente tres minutos.

Pon los sándwiches terminados a un plato, limpia la sartén y cocina los sándwiches restantes de la misma manera. Deja que los sándwiches se enfríen durante un par de minutos antes de cortarlos por la mitad y servirlos calientes.

Nota del editor: a medida que más personas trabajan desde casa, Bloomberg Pursuits está ejecutando una columna semanal de almuerzo que resaltará una receta notable de un libro de cocina favorito y el truco que los hace geniales.