Este hotel de Bangkok se da una 'manita de gato' para la era Instagram
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Este hotel de Bangkok se da una 'manita de gato' para la era Instagram

COMPARTIR

···
menu-trigger

Este hotel de Bangkok se da una 'manita de gato' para la era Instagram

bulletLa renovación total del hotel estará completa para la primavera, mientras Bangkok también está en plena transformación.

Bloomberg / Siraphob Thanthong-Knight
15/02/2020
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El primer hotel de lujo de Bangkok ha recibido a viajeros durante más de 143 años, lo que lo convierte en uno de los hoteles de cinco estrellas más antiguos del mundo. Pero incluso los edificios más imponentes necesitan una renovación, y el hotel Mandarin Oriental Bangkok va a revelar una cuyo precio de etiqueta es de 90 millones de dólares.

La renovación del hotel, que se dio a conocer parcialmente en noviembre de 2019 y se espera que esté completa para la primavera, llega en un momento clave. La propia Bangkok está en plena gran transformación, con centros comerciales de alta gama, restaurantes y bares que emergen alrededor de monumentos históricos.

Transbordadores de batería pronto entrarán en servicio junto a las embarcaciones tradicionales, y se planean más espacios verdes y públicos en toda la ciudad. La competencia directa también está fuerte, dado que Four Seasons y Capella se preparan para subir la apuesta por el lujo en edificios que están a dos minutos en bote desde la línea de propiedad de Mandarin.

Con ese fin, el Mandarin Oriental no solo está puliendo su buena apariencia. El hotel también está adoptando políticas de sostenibilidad, como eliminar el plástico de un solo uso, cambiar a contenedores de aluminio para artículos de tocador y ofrecer botellas de agua biodegradables. También comenzó a trabajar con vendedores ambulantes alrededor de la propiedad para eliminar gradualmente las bolsas y pajillas de plástico, que son populares en los puestos que bordean las carreteras de Bangkok.

A continuación, un exclusivo primer vistazo de todo lo nuevo en el glamoroso encanto de Bangkok.

Jeffrey Wilkes, diseñador de interiores tras la renovación, ha transformado algunos de los centros turísticos más opulentos de Asia, incluidos Mandapa, la Reserva Ritz-Carlton en Bali y el W Goa. Para este proyecto, se inspiró en el río Chao Phraya —que sirve como entrada al hotel para los huéspedes que van y vienen vía acuática— y el comercio textil que una vez surcó sus aguas.

Mandarin Oriental

Entre las prioridades de Wilkes estaba honrar el legado de Jim Thompson, un magnate estadounidense que revitalizó la industria de la seda de Tailandia y fue propietario conjunto de la propiedad desde 1946 hasta 1967.

"Queríamos crear algo que creemos le hubiera encantado, un lugar que le permitiera saber que está en el corazón de Bangkok", dijo.

Esta suite cuenta con un gran mural tipo templo, una silla vintage y un gabinete antiguo lleno de objetos vetustos de colección que Wilkes imaginó que Thompson habría acumulado de sus viajes por el sudeste asiático.

Mandarin Oriental

En cada espacio que reinventaba, Wilkes quería acoger la historia con giros modernos. El vestíbulo, uno de los espacios más fotogénicos de Bangkok, todavía tiene su artesonado distintivo y ventanas monumentales con marcos de madera.

Pero las campanas épicas que cuelgan desde arriba son réplicas de los antiguos íconos, cada una con 2 mil 460 piezas de cristal de Bohemia. Del mismo modo, las alfombras florales anteriores han sido reemplazadas por opciones más brillantes y menos polvorientas, y la paleta de colores rojo y gris se ha vuelto fresca y tropical.

Mandarin Oriental

"Estéticamente todo ha cambiado", comentó Greg Liddell, gerente general del hotel que supervisó una renovación que requirió que partes del hotel cerraran durante seis meses el año pasado.

Algunos cambios son sutiles, como las luces que se agregaron a las cornisas existentes dentro de las habitaciones. Otros son más dramáticos, como el hecho de que todas las 331 habitaciones y dos piscinas ahora se abren a una vista del río.

Mandarin Oriental

"Una gran parte de lo que somos sigue siendo nuestro equipo", agregó Liddell, quien explicó que el personal de mil 300 permaneció durante la renovación con la esperanza de preservar los lazos existentes que conectaban el hotel con sus clientes de toda la vida.

Aproximadamente la mitad de los huéspedes aquí son clientes habituales, y muchos solicitan sus mayordomos, habitaciones o pisos favoritos. "Podemos leer sus mentes", aseguró Mayuree Laolugsanalerd, quien dirige las relaciones con los huéspedes. "Escuchamos, observamos, tomamos notas mentales y grabamos todo".

Mandarin Oriental

Ningún hotel en estos días puede mantener la mejor reputación de su clase sin considerar cómo conecta a sus huéspedes con el destino más amplio que habita, y esa es un área donde Mandarin está invirtiendo fuertemente.

Con ese fin, la propiedad ofrece una serie de excursiones y actividades fuera de lo común que incluyen aprender a doblar lotos en las ofrendas del templo, andar en bicicleta a los mercados de especias y flores menos visitados u obtener acceso exclusivo a monasterios.

Mandarin Oriental

Increíblemente, hay 11 restaurantes en la propiedad. Eso incluye el francés contemporáneo Le Normandie, que ha estado operativo desde 1958 y ha ganado un par de estrellas Michelin.

Mandarin Oriental

Solo 20 invitados pueden cenar en Kinu by Takagi cada noche. El mostrador kaiseki tiene solo 10 asientos y dos vueltas. El restaurante abrió en noviembre durante la primera fase de la renovación del hotel.

Mandarin Oriental

Sumada, la renovación es la más completa realizada en la historia del Mandarin Oriental. Ahora que se acerca a su finalización, el hotel podrá ver desde su terraza más cambios en los próximos años.

Mandarin Oriental