Estados

Universidad de Tabasco anuncia recorte de aguinaldos por déficit de 600 mdp

La crisis de la institución se agravó luego de que a nivel federal se anunciara que no habrá rescate para esta y otras 10 universidades.

Villahermosa, Tab.-La Universidad Juárez Autónoma de Tabasco (UJAT) enfrenta un déficit financiero de más de 600 millones de pesos, por lo que puso en marcha un plan de austeridad que incluye un recorte de al menos 20 días de aguinaldo para casi 5 mil trabajadores.

El rector Guillermo Narváez Osorio pidió a los dos sindicatos con representación sumarse a las acciones para generar ahorros y aceptar el pago de sólo 55 días o bien no cobrar la prima vacacional correspondiente a diciembre, pero ninguno ha aceptado.

La crisis de la institución se agravó luego de que a nivel federal se anunciara que no habrá rescate para esta y otras 10 universidades, lo que fue secundado por el gobierno del estado que también rechazó tener recursos para tal fin.

La administración estatal ha apoyado en los últimos años para garantizar el pago de prestaciones de fin de año, en 2018 entregó casi 300 millones de pesos y para 2019 elevó la cifra a más del doble, pero para el presente ejercicio se declaró imposibilitada para dar más dinero.

"Yo respeto la posición de las autoridades universitarias, lo que sí puedo decir es que ya no será posible (el rescate) porque no tenemos recursos. La pandemia nos obliga a economizar y reorientar recursos", expresó el gobernador Adán Augusto López Hernández.

Los problemas de la UJAT se arrastran desde el sexenio pasado, y además de la falta de dinero, en febrero se dio a conocer que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) podría embargar sus cuentas bancarias por un adeudo de 620 millones de pesos de impuestos que no se pagaron por contratos con Petróleos Mexicanos (Pemex).

Esto último está siendo "combatido" para ponerse al corriente ante la autoridad y evitar pagar esa cantidad, según reportó el propio rector Guillermo Narváez.

Sin embargo, aunque pidió la solidaridad de las organizaciones sindicales, éstas no respondieron favorablemente, pues antes prefieren que se opte por recortes en otras áreas antes que afectar al bolsillo de los trabajadores.

El Sindicato de Trabajadores Administrativos y de Intendencia (STAIUJAT) rechazó de plano cualquier recorte a sus prestaciones y, además, insistió en que deben respetarse todos los acuerdos firmados antes de la pandemia de COVID-19.

En un comunicado, su secretario general, Lorenzo Román Arias, dijo a su base de agremiados que en una reunión sostenida la semana pasada se pidió a rectoría no utilizar la emergencia sanitaria como pretexto para dejar sin efecto los avances relacionados con el contrato colectivo de trabajo y el ajuste salarial.

Exigió, además, que se realicen auditorías a exrectores, y eliminar dobles salarios y prestaciones a sus altos funcionarios; "porque no nosotros no podemos pagar lo que otros se han robado", agregó.

Y es que, aún se mantienen abiertas investigaciones por la participación de la UJAT en la llamada "Estafa Maestra" en el sexenio pasado.

En tanto, el secretario General del Sindicato de Profesores Investigadores, Melchor Hernández Hernández, explicó (también en comunicado) que a pesar del programa de austeridad, los ahorros no serán suficientes para cubrir los compromisos de la universidad este año.

Por ello planteó que sean los sindicalizados quienes determinen si aceptan alguna de las dos propuestas de la universidad o si rechazan ambas.

"La decisión la tomaremos juntos y la daremos a conocer a las autoridades universitarias", acotó.

Será en el transcurso de esta semana cunado continúen las negociaciones, pero la rectoría ha adelantado que si no hay un acuerdo se limitará a informar a los sindicatos hasta que mes alcanza para cubrir salarios.