Estados

Transportistas en Chiapas cierran vialidades por restricciones en las playas debido a Semana Santa

Las y los dueños de palapas, restaurantes y hoteles, consideraron una contradicción que, para Semana Santa, el Gobierno haya autorizado la apertura de otros centros turísticos.

El Gobierno de Chiapas determinó el cierre de playas y ley seca, durante la Semana Santa, a fin de evitar alta afluencia y contagios de COVID-19.

En protesta ante esta medida, prestadores de servicios turísticos mantienen bloqueada la carretera costera.

"Hay crisis de salud, pero hay una gran crisis económica y el gobierno no ha dado ninguna propuesta de solución, ninguna alternativa o incentivo para mejorar la economía", señalaron prestadores de servicios turísticos de los municipios de Tonalá y Pijijiapan, quienes cada temporada de Semana Santa reciben más de cien mil turistas, la mayoría de ellos de otras regiones de Chiapas.


Las y los dueños de palapas, restaurantes y hoteles, consideraron una contradicción que, para Semana Santa, el Gobierno haya autorizado la apertura de otros centros turísticos, y dictaminado el cierre de playas.

"Tenemos hijos, tenemos nietos que mantener, y tenemos deudas. Desde que empezó la pandemia no hemos podido pagar las deudas. Estamos en semáforo (epidemiológico) verde, entonces creemos que esta medida de castigarnos a nosotros es una medida política, y no está apegada ni siquiera a lo que dictan las medidas de salud del gobierno federal", explicaron.

Los manifestantes plantearon que si se autoriza la apertura de las playas, los prestadores de servicios se comprometen a establecer medidas de sanidad como uso de cubrebocas, gel, tapetes sanitizantes y sana distancia, vender alcohol hasta las 22:00 horas, y cerrar restaurantes a las 19:00 horas.

En tanto esperan una respuesta, mantienen bloqueada la carretera costera, que también comunica a la zona fronteriza con Guatemala.