Estados

Huérfanos de padres que fallecieron por Covid-19 son apoyados por diputados

La diputada Olga Sosa Ruiz busca que se implementen programas sociales en favor de niños, niñas y adolescentes que perdieron a sus padres por causa del virus Sars Cov-2.

En México, el 42 por ciento de las personas fallecidas a causa del Covid-19 eran los proveedores del sustento económico de sus familias, de acuerdo con datos recabados hasta el momento.

La diputada federal Olga Sosa Ruiz presentó un punto de acuerdo para exhortar a las secretarias del Bienestar, de Salud y al Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de las Familias (DIF) para implementar programas sociales en favor de niños, niñas y adolescentes que perdieron a sus padres por causa del virus Sars Cov-2 que provoca la enfermedad por Covid-19.

"Es imprescindible garantizar los derechos fundamentales a los menores de edad que hayan quedado en orfandad; las instituciones debemos generar políticas públicas y programas sociales en favor de ellos", además, la integrante del Partido Encuentro Solidario (PES), "desafortunadamente los niños, niñas o adolescentes huérfanos sufren las más graves violaciones a sus derechos, que van desde mala alimentación, riesgos a su salud e incluso la explotación laboral y sexual".


De acuerdo con datos de la organización Save The Children, presentados por la funcionaria, destacan que cuatro millones de niños y niñas ya enfrentaban situaciones de ansiedad y tristeza asociados a la depresión por duelo; las estimaciones de las cifras de muerte por Covid-19 podrían llegar a los seis millones.

"Un huérfano por causas de salud no es un tema ajeno a la realidad", sostuvo Sosa Ruiz, "pues son miles de niñas y niños que quedan indefensos a causa de padecimientos mortales de sus madres y padres; en estos momentos, la pandemia ha afectado a grupos poblacionales susceptibles de tener descendencia en edad adolescente".

La diputada por Tampico también señaló que entre los problemas que viven los menores en orfandad están la falta de una alimentación adecuada, un techo dónde vivir con todas las medidas de seguridad necesarias, acceso a la salud y otras acciones que condicionan su calidad de vida como el trabajo infantil.

El trabajo de la diputada en favor de los menores ha sido constante, ya que durante diciembre del 2020 promovió ante el pleno de la Cámara de Diputados la reforma a la Ley de Víctimas, con la finalidad de dar seguimiento psicológico, educativo, de salud y alimentación a las victimas indirectas de feminicidio y homicidio.