Estados

AMLO está mal informado o actúa con dolo: pobladores opositores a termoeléctrica en Huexca, Morelos

Jaime Dominguez, vocero de los afectados, mencionó que pobladores de 20 comunidades seguirán 'empujando' los amparos para que no se reinicien las obras.

Cuernavaca, Mor.- El vocero de los pobladores de la comunidad en Huexca, municipio de Yecapixtla, Jaime Domínguez, aseguró que de los amparos interpuestos contra del reinicio de la obra de la termoeléctrica y el gasoducto, al menos siete de estos han avanzado, por lo que no descartó que al presidente Andrés Manuel López Obrador no se le brinda información actualizada o bien actúa con dolo.

"Hay más de 15 amparos de los cuáles siete están muy avanzados por lo que sigue siendo impedimento legal para llevar a cabo la reactivación de las obras de la termoeléctrica; o nos está mintiendo o le están mintiendo a él", explicó.

Ante esta situación, informó que ya se están organizando entre los pobladores de Huexca e incluso de Atlixco, Puebla para evitar que el Proyecto Integral Morelos (PIM), que integra la termoeléctrica, un gasoducto y un acueducto, no se concluyan, por lo que reforzarán el plantón Apatlaco, para evitar que se lleven el agua del Río Cuautla.

Asimismo, Jaime Dominguez mencionó que los pobladores de las 20 comunidades afectadas seguirán "empujando" los amparos, pero a su vez cuidarán las formas pues temen que después de ello vuelva a presentarse un acto represivo como el ocurrido en 2019, cuando el presidente de México los llamó "radicales de izquierda y conservadores".

Además de que después de su resistencia a dicho proyecto, que lleva desde el 2012 sin concretarse, en 2019 costó la vida del activista y locutor de una radio comunitaria de Amilcingo, Samir Flores Soberanes, cuyo homicidio no se ha esclarecido.

Detalló que cada una de las comunidades como Huexca, Amilcingo e incluso de Atlixco, Puebla han promovido los amparos, pero también el Frente de Pueblos en la Defensa del Agua y de la Tierra tienen activos otros, por lo que aseveró que no hay autorización legal para que reinicien las obras.

"Vamos hacer lo mismo que siempre, resistir, pues desde que estaba (Enrique) Peña Nieto, se habla de que se va abrir pero no lo vamos a permitir (...) la gente no se va a debatir que se lleven el agua, ya lo vimos en Chihuahua, donde la gente salió a darse con todo, porque si hay algo preciado para el campesino, es el agua", reiteró.

Jaime Dominguez agregó que tienen conocimiento de que se ha ofrecido más de 100 millones de pesos en obras, con la finalidad de que los pobladores permitan la extracción del agua, que servirían para enfriar las turbinas de la planta de la CFE; sin embargo, no mencionó quién.

Este proyecto ha causado división en Morelos debido al posible impacto ambiental al aire, el agua y la tierra en las comunidades cercanas; pero, a su vez, el sector económico-empresarial se ha pronunciado porque el mismo ya comience a operar porque se abastecerá de la suficiente energía a la industria de la región Oriente de Cuautla, entre los que destaca el sector automotriz.