Estados

‘Los motonetos’, el grupo detrás de los enfrentamientos en San Cristóbal

La disputa por los mercados de San Cristóbal de Las Casas no es nueva, lo nuevo, cuentan pobladores, es la variedad de productos ilegales que ahora se venden.

San Cristóbal de las Casas.- Durante casi cinco horas dispararon, quemaron vehículos, bloquearon calles, tomaron el control de una parte de San Cristóbal de Las Casas y, hasta que empezó la lluvia, o se hartaron, se fueron sin que ninguna autoridad se presentará en la zona afectada. Una centena de hombres armados sembró el terror en la ciudad.

La población del lugar se refugió en hoteles, tiendas, negocios, escuelas, en sus casas; llamaron desesperados a los números de emergencia pidiendo ayuda, porque niños y niñas estudiantes quedaron atrapadas dentro de las escuelas.

”Nos estamos resguardando un grupo de personas, niñas, adultas y hombres, en el hotel Villa Vanesa, a quienes agradezco enormemente por dejarnos pasar. Estamos desde las 13:40 aproximadamente aquí, y en ningún momento hemos visto pasar a la Guardia Nacional, la milicia y los policías municipales han brillado por su ausencia. Esta es la paz que tanto presume el presidente municipal. Son ahora las 15:23 y las detonaciones siguen, alguna ya muy cerquita, por favor, no salgan de casa”, explicó en la plataforma de Facebook una habitante de San Cristóbal; mostros fotografías de personas cubriéndose a ras de piso.

Afuera, a unos metros de ese y otros hoteles de la ciudad turística, sobre el camino que comunica San Cristóbal de Las Casas con San Juan Chamula, los hombres armados atravesaron dos tráiler.

Rostro cubierto, chaleco antibalas, armas largas; algunos con una corpulencia distinta a la fisionomía de las personas de esta región, se movían nerviosos, paraban autos, quemaron vehículos, llantas, buscaban, disparaban.

Se les sumaron jóvenes en motocicleta, con el rostro descubierto, conocidos por su juventud y la impunidad con la que, de manera cotidiana, recorren las calles disparando, como si jugaran algún juego.

Estacionaron algunos de sus vehículos -camionetas blancas, vidrios polarizados-, en el estacionamiento de una tienda Walmart. Dentro del lugar, las personas a esa ahora del día se encontraban comprando, se tiraron al piso, se cubrieron con los anaqueles, y ahí permanecieron por horas.

Este lugar fue su segunda parada, la primera fue el Mercado del Norte, donde también dispararon, más para persuadir que para matar; al momento no hay, oficialmente, reportes de que alguna persona haya muerto, pero en Facebook se compartió la imagen de un joven que, dicen, murió por una bala perdida cuando se encontraba dentro del mercado.

Hicieron una pinta: “CORUTO, FUERA administrador CHABEZ PIXOL”, junto a un símbolo fálico. “Pixol”, pene en tsotsil, fue la ofensa para quien ahora tiene la administración de ese centro de venta que tiene cinco grandes naves destinadas al comercio de alimentos y flores.

La disputa por los mercados de San Cristóbal de Las Casas no es nueva, lo nuevo, cuentan pobladores, es la variedad de productos ilegales que ahora se venden. En las calles cercanas al Mercado del Norte también abundan los locales de venta de autos robados que se ofrecen sin ningún pudor; también drogas, armas, madera talada clandestinamente. El tráfico de migrantes es otro de los negocios que ha proliferado en la región.

Es una zona de calles con barrios empobrecidos y personas en iguales circunstancias, fundadas por indígenas que llegaron décadas atrás a la ciudad, buscando oportunidades y trabajo. Ahora circulan camionetas de vidrios blindados, abundan prostíbulos casi a la par que iglesias y escuelas.

En esa zona de San Cristóbal de Las Casas, se vivieron más de cuatro horas de terror. “Vayan a detenerlos, vayan a detenerlos, necesito ir por mi hijo”, gritaba un padre de familia a policías que calles antes de la zona de disparos, intentaba desviar el tránsito.

”Comenzó a llover, estamos viendo si salimos ahora”, mensajeaba una joven a su novio, para luego decirle que nuevamente se escucharon los disparos, ahora casi a la puerta del centro de estudios universitarios donde se encontraban.

Los hombres armados se fueron como llegaron, en medio de la impunidad. Casi a las cinco de la tarde empezaron a llegar al lugar militares y policías, cubiertos con impermeables para protegerse de la lluvia. Se desplegaron por las calles, no encontraron nada.

En un comunicado, la Secretaría de Seguridad Pública del estado de Chiapas, informó: elementos del grupo interinstitucional conformado por Sedena, Guardia Nacional, Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana y Policía Municipal realizan patrullajes de vigilancia y presencia en la zona, así como en calles y avenidas de la ciudad, con el objetivo de salvaguardar la integridad y el patrimonio de la ciudadanía y visitantes.

Añade que “luego de los hechos ocurridos este martes presuntamente derivado de un conflicto social en el Mercado Popular del Norte de esta ciudad (…) al lugar de los hechos también arribaron peritos y agentes del Ministerio Público con la finalidad de iniciar las investigaciones correspondientes y deslindar responsabilidades, bajo la premisa de que ninguna conducta delictiva quede impune”.

Y remata con la frase: el Gobierno de Chiapas refrenda su firme compromiso con las y los chiapanecos para fortalecer el Estado de derecho y garantizar la seguridad en todo el territorio estatal, exhortando a las organizaciones sociales a conducirse por la vía legal y pacífica para hallar solución a sus demandas.

También lee: