Estados

Estudiantes y autoridades acuerdan reapertura de Universidad de las Américas Puebla

La institución educativa reabrirá al mando de la rectora interina Cecilia Anaya Berrios y no con el político Armando Ríos Piter, según el representante de Padres UDLAP.

Tras una protesta de decenas de estudiantes de la UDLAP en la sede del Gobierno del Estado, la autoridad acordó que la institución reabra bajo el mando de la rectora interina Cecilia Anaya Berrios y no con Armando Ríos Piter al frente.

Ricardo Nevárez, representante de Padres UDLAP, así lo informó al término de la mesa de negociación que sostuvieron con la secretaria de gobernación, Ana Lucia Hill Mayoral, y el titular de la Secretaría de Educación Pública estatal, Melitón Lozano. Al momento, la autoridad no ha hecho pronunciamiento oficial al respecto.

El campus universitario ha permanecido cerrado desde el pasado 29 de junio en que entró la policía a tomar el campus por una pugna entre el Patronato que encabeza la Fundación Mary Street Jenkins y uno nuevo, impulsado por el gobierno estatal y que impuso como rector al político Armando Ríos Piter.

Desde ese momento iniciaron procesos legales que al momento han dado la razón a la Fundación y han ordenado el regreso del campus.

Ante la negativa de la autoridad a acatar este mandato, con la consigna “UDLAP Libre”, más de 300 estudiantes acompañados de sus padres se manifestaron este jueves sobre el boulevard 5 de mayo y la calle 14 Oriente, en las inmediaciones de Casa Aguayo (sede del gobierno estatal) para exigir a las autoridades que se libere el campus.

A las 11 de la mañana una comitiva de cinco integrantes ingresó a la sede del gobierno de estado, ubicado en el edificio de Casa Aguayo, para iniciar un diálogo con las autoridades. Posteriormente afirmaron que el acuerdo es la reapertura del campus, aunque el gobierno no se ha pronunciado al respecto.

No obstante, previo a la manifestación, el gobernador Luis Miguel Barbosa aseguró que no tiene el control de la institución el “nuevo” patronato encabezado por Horacio Magaña Martínez, que nombró su gobierno a través de la Junta para el Cuidado de las Instituciones de Asistencia Privada. Por tanto, dijo que la UDLAP no ha vuelto a clases presenciales por decisión de la rectora y el patronato de los Jenkins que la nombró.

“Mis respetos (a alumnos, maestros y padres). Nadie la tiene tomada, el gobierno no la tiene tomada, quien ha decidido que no se regrese a clases presenciales son ellos”, sostuvo.