Coronavirus causa alza en precios y desabasto de cubrebocas en México
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Coronavirus causa alza en precios y desabasto de cubrebocas en México

COMPARTIR

···
menu-trigger

Coronavirus causa alza en precios y desabasto de cubrebocas en México

bulletEl N95, que es el recomendado para contener el brote, incrementó hasta 13 veces su costo original; 70% de la producción mundial de estos artículos viene de China y Taiwán.

Karla Rodríguez
28/02/2020
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El brote de coronavirus que ha desatado una demanda mundial por mascarillas protectoras para frenar la propagación del virus, generó desabasto de cubrebocas N95 fabricado por marcas como 3M en algunas ferreterías del país o incrementos de hasta 13 veces en precios en sólo un par de días.

El productor 3M reconoció que debido a la situación mundial de salud provocada por el brote del coronavirus, también llamado Covid-19, la demanda global de suministros utilizados para tratar y ayudar a proteger a las personas alrededor del mundo actualmente está excediendo el suministro global.

“3M ha aumentado la producción en sus instalaciones de fabricación en todo el mundo, incluidos los Estados Unidos, Asia, Europa y América Latina. Continuaremos trabajando de cerca con autoridades y distribuidores para atender a nuestros clientes actuales, mientras damos respuesta de manera coordinada a nivel global, a las necesidades adicionales por esta situación de salud”, afirmó en un comunicado la empresa.

Agregó que en China y en todo el mundo, 3M está trabajando con clientes, distribuidores, gobiernos e instituciones de salud, para ayudar a conseguir los suministros donde más se necesitan. “3M también monitorea y responde de cerca cualquier impacto potencial en su cadena de suministro”, dijo la empresa.

Los precios encontrados de cubrebocas N95 van desde los 20.45 pesos a los 264.95 pesos por mascarilla, una diferencia de hasta 13 veces del valor original de este producto.

En el sitio oficial de 3M en México, al buscar los modelos N95, el sitio redirecciona al marketplace de Mercado Libre, donde la venta de este modelo aparece pausada y en la Ferretería Indar aparece como “línea insuficiente”.

En el sitio web de The Home Depot las mascarillas 3M N95 –que se usan para detener el brote porque están diseñadas para atrapar grandes contaminantes y partículas que pueden transmitir la enfermedad– se muestran sin disponibilidad online y en Amazon México cinco vendedores las tenían, aunque su precio es 13 veces superior al que se muestra en The Home Depot.  

The Home Depot México informó que existen cinco presentaciones que cumplen con el N95 (los modelos 110774, 131702, 440248, 130981 y 500204, y aseguró que no están agotados, “se pueden encontrar en algunas de nuestras tiendas ya que, como todos los productos, recibimos inventario periódicamente, de acuerdo con la necesidad”.

Sin embargo, en su sitio de internet en una revisión hecha ayer sólo había en una tienda.

En Amazon México la caja con 20 piezas de mascarillas N95 se encuentra disponible con cinco vendedores, pero a un precio de 5 mil 299 pesos (264.95 pesos por cada una), es decir 13 veces más caro que el precio que tiene The Home Depot.

En la ferretería Casa Marcus, el mismo modelo 3M 8210, también aparece agotado.

En tanto en Mercado Libre se pueden encontrar dos mascarillas Tac N95, pero a un costo de 308 pesos (es decir 154 pesos por pieza).

La mayoría de los cubrebocas que sirven para abastecer a todo el mundo se fabrican en China que cubre el 50 por ciento de la demanda y Taiwán, con el 20 por ciento, pero las fábricas de esos lugares han sido obligadas a detener sus exportaciones temporalmente para cumplir con las exigencias del gobierno de reservarlos para sus habitantes.

El pasado 3 de febrero, el gobierno chino, reconociendo que se necesitaban cubrebocas quirúrgicos y otro equipo protector de manera urgente, aseguró que comenzaría a importarlos de Europa, Japón y Estados Unidos para ayudar a compensar el desabasto.

Los tipos de mascarilla que se usan para detener el brote son las N95, diseñadas para atrapar grandes contaminantes y partículas que pueden transmitir la enfermedad.

La designación N95 indica que el respirador filtra al menos el 95 por ciento de las partículas que se encuentran en el aire.