Vidrio, el residuo ‘olvidado’ en el proceso de reciclaje en México
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Vidrio, el residuo ‘olvidado’ en el proceso de reciclaje en México

COMPARTIR

···
menu-trigger

Vidrio, el residuo ‘olvidado’ en el proceso de reciclaje en México

bulletEl mercado de reciclaje en México tiene un valor superior a los 3 mil millones de dólares, de acuerdo con estimaciones de la Asociación Nacional de Industrias del Plástico (Anipac).

Axel Sánchez
12/11/2019
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Senadores suscribieron el pasado 22 de octubre una nueva iniciativa de ley para la gestión integral de los residuos para ordenar la disposición de residuos e impulsar el reciclaje en México con ayuda de la iniciativa privada.

El mercado de reciclaje en México tiene un valor superior a los 3 mil millones de dólares, de acuerdo con estimaciones de la Asociación Nacional de Industrias del Plástico (Anipac).

Pequeñas y medianas empresas viven de este mercado, sin embargo gran parte del negocio está sostenido en la recuperación de plástico y aluminio lo que deja de lado al vidrio.

Anualmente en México se producen alrededor de 14.9 millones de toneladas de residuos sólidos que pueden reutilizarse, según cifras de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), de los cuales 39 por ciento corresponde a papel, cartón y similares, 30.7 por ciento a plásticos y 16.6 por ciento a vidrio.

Información de distintas cámaras empresariales y la misma dependencia, señalan que se recicla alrededor de 56 por ciento del papel y cartón desechado, 50 por ciento en plásticos, pero sólo 12 por ciento del vidrio.

“Esto es por el bajo costo que ofrecen los recicladores por este material, y es porque hay poco interés por los productores del cristal para darle una segunda vida”, dijo José Luis Pérez González, director general de Cerrando el Ciclo, firma dedicada a reciclar botellas de cristal.

Según la firma Supraciclaje, el precio promedio por el que se paga el aluminio (dependiendo de su presentación) es de 22 pesos el kilo, 7.16 pesos el kilo de PET, 47 centavos el kilo de papel o cartón (dependiendo el tipo), pero sólo a 10 centavos el kilo de vidrio.

“Algunos productores de bebidas que usan PET crearon asociaciones para recuperar el material que usan de envases, pero en el caso del vidrio, las mismas empresas se desentienden del producto pues consideran que esta se degrada y se hace arena, pero no toman en cuenta el tiempo que toma”, agregó José Luis Pérez González.

Grupo Modelo es de las pocas empresas que anunciaron recientemente proyectos para el reciclaje de vidrio, pues firmó un convenio con Walmart para que el flujo de sus consumidores a nivel nacional, puedan reciclar sus envases de vidrio con mayor facilidad.

“Estamos trabajando todos los días para que el número de bares y restaurantes aliados al programa de reciclaje crezca, calculando que estos esfuerzos puedan llegar a cientos de establecimientos en todo el país en los próximos dos años”, comentó Gabriel Maia, directora de empaque y sustentabilidad de Grupo Modelo.

El gobierno informó que en México se genera más de 44 millones de toneladas anuales de residuos totales (incluye orgánicos y peligrosos) y se espera que este número alcance 65 millones para el año 2030, de los cuales el vidrio podría representar el 6 por ciento.

La Ciudad de México (CDMX) es donde más se reporta la recuperación y reúso de vidrio en el país.

Datos de la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema) de la capital del país, detallan que se generan al día 62.61 toneladas de este residuo en la CDMX, de los cuales se vuelve a aprovechar el 75.4 por ciento, muy por encima de la cifra nacional.

“Los residuos que ingresan a las plantas de selección son transportados en bandas hasta plataformas, en donde se efectúa la recuperación manual de todos los materiales que sean susceptibles a ser valorizados o aprovechados, como pet, cartón, papel, vidrio, metales, entre otros. La CDMX cuenta con dos plantas de selección: Santa Catarina y San Juan de Aragón”, detalla la Sedema.

Gran parte de este material lo recuperan por medio del “Mercado del Trueque”, proyecto con el cual el gobierno capitalino cambia basura reciclable de los ciudadanos por alimentos producidos localmente.

Sólo en 2018 recolectaron 37.64 toneladas de vidrio, muy superior a los 20.20 toneladas de PET y las 20.18 de papel.

“Es una oportunidad para los ciudadanos de aprender a separar, acopiar y sobre todo, de entender sobre la valorización de los residuos”, describe la Sedema.