Víctimas de violencia más de 1 millón de empresas en 2012: Coparmex
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Víctimas de violencia más de 1 millón de empresas en 2012: Coparmex

COMPARTIR

···
menu-trigger
Empresas

Víctimas de violencia más de 1 millón de empresas en 2012: Coparmex

bullet

07/01/2013
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

 
Redacción Online
 
La Coparmex declaró la necesidad de corregir el rumbo del combate al crimen organizado pues la violencia en contra de las empresas limita las oportunidades productivas y de generación de empleo, afectando así a la población.
 
En su mensaje semanal, el líder de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Juan Pablo Castañon, anotó que la nueva estrategia de seguridad del gobierno federal no pude ser una solución definitiva, pues los problemas de seguridad son una “realidad histórica”.
 
Añadió que el 37.4% de las empresas en el país, sufrió algún tipo de delito durante el último año. Se trata de 1 millón 389,000 empresas víctimas de la delincuencia. Esta cifra obedece a micro y pequeñas empresas, como las tienditas de las colonias, los restaurantes, tintorerías, entre otras.
 
En promedio, las empresas mexicanas que han sido víctimas del delito pierden al año 56,774 pesos; sin embargo, esta cifra en las grandes empresas es de 1 millón 159,000 pesos de pérdida anual por el crimen.
 
“La violencia y el crimen no son propicios para desarrollar empresas y proyectos productivos y un ambiente económico sano y saludable, especialmente si las empresas son víctimas”, apuntó Castañon.
 
Desde el Presidente de la República, hasta los alcaldes de los municipios más remotos, las autoridades deben asegurar que en México se desarrolle un clima de negocios sano, para fomentar e crecimiento de la economía, dijo el presidente de la Coparmex.
 
De acuerdo con el empresario, la mejor manera de acabar con la pobreza, es generando riqueza con responsabilidad social.
 
Agregó que la política social de un país siempre debe ser una medida correctiva, solidaria y subsidiaria, nunca sustitutiva, del proceso económico fundamental con la adecuada administración de los recursos.