Venta de autos registra su peor caída para un mes de abril en 25 años
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Venta de autos registra su peor caída para un mes de abril en 25 años

COMPARTIR

···
menu-trigger

Venta de autos registra su peor caída para un mes de abril en 25 años

bulletDurante el cuarto mes del año, se vendieron 34 mil 903 autos nuevos, 64.5% menos que lo registrado en el mismo periodo del año pasado, según datos del Inegi.

Axel Sánchez
06/05/2020
Actualización 07/05/2020 - 4:50
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

En abril se vendieron en México 34 mil 903 automóviles nuevos, 64.5 por ciento menor a lo registrado en el mismo periodo del año pasado, informó el miércoles el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Esta es la mayor caída que presenta la industria para un mes de abril desde 1995, además de ser el volumen de venta más bajo que se registra para un cuarto mes del año desde 1997.

Esta reducción se debió principalmente a la suspensión de actividades no esenciales para evitar la propagación de COVID-19, ya que las agencias automotrices no son consideradas un negocio esencial para el país, según lo decretado por la Secretaría de Salud.

Además, por un menor interés de compra por parte de los consumidores, ante la incertidumbre laboral y económica provocada por dicha pandemia.

“A partir del 16 de marzo por el coronavirus se desplomó casi 85 por ciento la visita a los pisos de venta y 60 por ciento a los talleres de mantenimiento automotriz”, dijo Guillermo Rosales, director general adjunto de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA).

Comentó que el registro de venta de algunos autos en abril es porque se contabilizaron operaciones que se habían cerrado en marzo y de las cuales se tenía pendiente la entrega física del vehículo, como es la práctica administrativa del sector.

“Otro factor favorable fue la concreción de algunas operaciones de flotillas, tanto del sector público como privado, que no se consideraron en la proyección de ventas. Asimismo, viene mejorando la capacidad de ejecución de las ventas a distancia, utilizando las tecnologías de la información por parte de los distribuidores y encontrando una mayor confianza de los consumidores para su realización”, afirmó el representante industrial.

No obstante, Rosales señaló que la expectativa se mantiene negativa ante la suspensión de actividades durante mayo y el deterioro de la economía nacional que trae consigo el COVID-19.

Guido Vildozo, gerente senior en análisis de venta de autos ligeros en América de la consultora IHS, comentó que también afectó la suspensión de labores en el sector turismo y hostelería, que son importantes clientes de la industria automotriz.

“Así como también una postergación en compras de particulares por la cuarentena que llevan”, comentó.

En abril, la líder en el mercado mexicano, Nissan vendió 62.1 por ciento menos unidades; mientras que General Motors –la segunda marca más importante- reportó una baja de 64.6 por ciento anual.

Ante este panorama negativo en el mercado, AMDA solicitó al gobierno la inclusión del sector automotor dentro de las actividades esenciales para poder reanudar operaciones en los pisos de venta.

“Queremos brindar nuestros servicios a la sociedad, contribuyendo con ello a la reactivación económica y la captación de impuestos”, destacó.

Remarcó que las actividades de los distribuidores de automotores son las que de mejor forma pueden reanudarse con un bajo riesgo sanitario. Al respecto el gremio dice que se encuentra preparado para adoptar los protocolos de salud más adecuados.

En cifras acumuladas, entre enero y abril se comercializaron en el país 331 mil 580 autos, 23.1 por ciento superior a lo registrado en igual periodo del año pasado.

Esta es la reducción más relevante que reporta el sector desde la crisis económica global de 2009.

La menor venta de autos causada por la pandemia de coronavirus no sólo pegó en México, también se replicó en otras partes del mundo.

“Esta pandemia está impactando al mundo entero, lo cual empujará que la producción global de autos sea solo de 70 millones de unidades, casi 20 por ciento inferior a lo registrado en 2019”, dijo Guido Vildozo, gerente senior en análisis de venta de autos ligeros en América de la consultora IHS.

En Norteamérica, Estados Unidos reportó una caída de 50 por ciento en el volumen de venta de vehículos reportado en abril, mientras que en Canadá fue de 65.1 por ciento; ambos mercados son el destino de 80 por ciento de las exportaciones automotrices mexicanas.

En Sudamérica, Brasil registró una caída de 76.8 por ciento en volumen de ventas, mientras que Chile tuvo una reducción de 72.8 por ciento.