Empresas

UE pide a Volkswagen garantías sobre autos reparados tras escándalo de emisiones

La Unión Europea criticó que el fabricante alemán no haya aclarado si el funcionamiento de los automóviles reparados estará al 100%.

Las autoridades europeas de consumo criticaron este martes que Volkswagen no garantice que las reparaciones no afectarán a los vehículos tras el escándalo de las emisiones contaminantes en vehículos con motor diésel.

Funcionarios de la Unión Europea han presionado a Volkswagen para que se esfuerce más en compensar a los consumidores europeos, tras haber admitido ante los reguladores de Estados Unidos la manipulación de las emisiones.

En septiembre de 2015, VW aceptó que manipuló las pruebas de emisiones utilizando un software instalado en 11 millones de vehículos diésel vendidos en todo el mundo, la mayoría de ellos en Europa.

Agencias de los 28 países de la UE y el brazo ejecutivo del grupo reiteraron que les preocupa que el gigante de vehículos alemán no haya hecho lo suficiente para responder a la petición de mejorar la información al consumidor sobre las reparaciones, acelerar el proceso y comprometerse a solucionar cualquier problema que surja tras la reparación.

Las acciones realizadas por el fabricante alemán en 8.5 millones de automóviles retirados dentro del bloque "han resultado en desarrollos positivos hasta la fecha", indicó la UE en un comunicado.

La tasa de reparación ha alcanzado a casi el 80 por ciento en todos los vehículos afectados en Europa, declaró.

No obstante, la UE subrayó que "Volkswagen no ha dado una garantía total y clara de que la reparación no afecte al funcionamiento de los vehículos y se ha negado a simplificar las condiciones que dan acceso a la Medida de Fomento de la Confianza".

Las autoridades de protección del consumidor solicitaron al fabricante de vehículos alemán que "dejara claro que el uso de ese software en particular estaba prohibido según la ley de la UE", instando a VW a que reconozca que ha cometido irregularidades.

"Volkswagen no es lo suficientemente claro con respecto al motivo de la reparación", mencionaron.

Pese a que ha aceptado los perjuicios a los consumidores en Estados Unidos, Volkswagen sostiene que no ha infringido la ley en Europa y que no ve la necesidad de ofrecer una compensación similar a la de los clientes estadounidenses