Uber pierde una batalla y se retira del sureste de Asia
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Uber pierde una batalla y se retira del sureste de Asia

COMPARTIR

···
menu-trigger

Uber pierde una batalla y se retira del sureste de Asia

bulletLa compañía venderá sus operaciones en esa región a la compañía Grab, con lo que pone fin a una batalla con su rival.

Bloomberg Por Yoolim Lee y Eric Newcomer
26/03/2018
Actualización 26/03/2018 - 18:41
Uber y Grab, junto con otras dos firmas de viajes que respalda SoftBank, proporcionan unos 45 millones de viajes al día.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Uber Technologies Inc. acordó vender sus operaciones en el sureste asiático y aunque con esto le dice adiós a una región de rápido crecimiento también le puso fin a una guerra desgastante con un fuerte rival en esa localidad.

Bloomberg News adelantó este fin de semana que las dos compañías habían concluido dicho acuerdo.

Como parte del pacto, la compañía Grab adquirirá completamente las operaciones de Uber en esa región de 620 millones de habitantes, incluyendo el servicio de entrega de comidas UberEats.

A cambio, la estadounidense obtendrá una participación de 27.5 por ciento en Grab y el máximo responsable de Uber, Dara Khosrowshahi, integrará la junta directiva de la compañía con sede en Singapur.

Esto representa una victoria para Grab y para SoftBank Group Corp., el mayor accionista en ambas compañías. La firma de Masayoshi busca reducir la competencia en el mercado de viajes en el sureste de Asia, el cual, alcanzaría los 20 mil 100 millones para 2025.

Uber y Grab, junto con otras dos firmas de viajes que respalda SoftBank, proporcionan unos 45 millones de viajes al día, según un material de presentación de SoftBank presentado en febrero pasado.

Para Uber, que tiene sede en San Francisco, dejar el timón de sus operaciones en el sureste de Asia supone reducir pérdidas antes de la oferta pública inicial que planea para 2019. Pero el acuerdo constituye la última retirada de la startup más valiosa del mundo de un territorio en rápida expansión: Uber le vendió sus operaciones en China a Didi en 2016, tras una batalla en la cual ambas gastaron dinero para atraer conductores y pasajeros con fuertes subsidios. Uber negoció una medida similar en Rusia el año pasado.

“La adquisición de hoy marca el comienzo de una nueva era. La compañía combinada es líder en eficiencia de costos y plataforma en la región”, dijo en la declaración el CEO de Grab, Anthony Tan.

El máximo responsable de Uber, Dara Khosrowshahi, viene impulsando el fortalecimiento de las finanzas de una compañía que ha gastado 10 mil 700 millones desde su fundación hace nueve años.

Khosrowshahi indicó en febrero pasado, durante un viaje por Asia, que tiene un fuerte compromiso con otros mercados clave como Japón e India, pero la reciente salida del sureste asiático sugiere que Uber depende más que nunca de su mercado de América del Norte, lo que no difiere mucho del caso del anterior empleador de Khosrowshahi centrado en Norteamérica, Expedia Inc.

Para Tan, de Grab, la tregua pone fin a una enconada batalla por el liderazgo en el sureste asiático.

Grab, que empezó como una aplicación de taxis en Kuala Lumpur en 2012, se convirtió en el servicio de viajes dominante de la región en los últimos años al obtener 4 mil millones de inversores. Recientemente se la valuó en 6 mil millones de dólares, según CB Insights. En la actualidad, con más de 86 millones de descargas de la aplicación a móviles, ofrece servicios de viajes en 191 ciudades en Singapur, Indonesia, Filipinas, Malasia, Tailandia, Vietnam, Myanmar y Camboya.

El acuerdo “nos ayudará a duplicar nuestros planes de crecimiento en tanto hacemos una fuerte inversión en productos y tecnología”, dijo Khosrowshahi en la declaración.

Las acciones de ComfortDelGro Corp., la mayor compañía de taxis de Singapur, subieron 3 por ciento este lunes.