Empresas

Uber compra a su rival en Medio Oriente por 3,100 mdd

Careem Networks, que tiene sede en Dubái, recibirá mil 400 millones de dólares en efectivo y otros mil 700 millones de dólares en bonos convertibles cuando se cierre el acuerdo.

El máximo responsable de Uber, Dara Khosrowshahi, ha cerrado el mayor acuerdo de su gestión con la compra del competidor en Medio Oriente, Careem Networks, por 3 mil 100 millones de dólares.

Uber pagará a Careem, con sede en Dubái, mil 400 millones de dólares en efectivo y otros mil 700 millones de dólares en bonos convertibles cuando se cierre el acuerdo, informaron este martes las dos compañías en un comunicado.

Las empresas solicitarán aprobación regulatoria en los 15 países donde opera Careem. Bloomberg había informado previamente sobre algunos detalles del acuerdo, que se espera que se cierre para el primer trimestre de 2020.

Uber, con sede en San Francisco, se está preparando para registrar su oferta pública de venta inicial con las autoridades reguladoras en abril, según personas familiarizadas con el asunto.

No se prevé que la adquisición vaya a retrasar el proceso de salida a bolsa de Uber y permitirá que la empresa de viajes en vehículos de particulares refuerce su presencia mundial frente a su rival Lyft, cuyo debut bursátil está previsto para este viernes.

La adquisición será la compra de mayor valor de Uber hasta la fecha y la primera vez que la empresa adquiere un competidor regional.

La plataforma de transporte privado ha vendido numerosas unidades de negocios internacionales, entre ellas en China, el sudeste de Asia y Rusia, adquiriendo participaciones en DiDi , Grab y Yandex en el proceso. Otra compra reciente importante fue la adquisición de la empresa de bicicletas eléctricas Jump Bikes.

La adquisición de Careem representa uno de los mayores acuerdos de tecnología en Oriente Medio, según datos recabados por Bloomberg. Careem continuará operando como marca independiente después del cierre del acuerdo.

Datos del acuerdo

Careem se convertirá en una filial de Uber. Mudassir Sheikha mantendrá el cargo de responsable ejecutivo de Careem. Esta firma tendrá su propia junta directiva, con tres representantes de Uber y dos de Careem. Las aplicaciones de ambas compañías continuarán operando con marcas separadas.

Jefferies actuó como asesor financiero exclusivo de Careem en la transacción.

Debido a que las empresas son las dos mayores compañías de transporte en vehículos de particulares en Medio Oriente , la adquisición podría ser objeto de escrutinio por parte de las autoridades reguladoras. Un punto a favor del acuerdo es que la operación permitirá a las dos compañías subir los precios, al tiempo que se reduce la presión por la cantidad que pagan a los conductores.

"Uber lo hizo muy bien al convencer al equipo de gestión de que pueden gestionarse de manera independiente tras la adquisición", explicó el inversor de capital riesgo, David Chao, que tiene un interés en Careem, refiriéndose a la firma con sede en Dubái.

"Creo que las condiciones fueron buenas y esta ha sido una gran victoria para Uber".