Tras acusaciones por acoso, Weinstein Company se declara en bancarrota
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Tras acusaciones por acoso, Weinstein Company se declara en bancarrota

COMPARTIR

···
menu-trigger

Tras acusaciones por acoso, Weinstein Company se declara en bancarrota

bulletLa casa productora no obtuvo un financiamiento de 500 millones de dólares, después de que Harvey Weinstein fuese señalado por conductas inapropiadas.

Bloomberg Por Anousha Sakoui y Tiffany Kary
26/02/2018
Harvey Weinstein
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El movimiento global #MeToo que Harvey Weinstein puso en marcha involuntariamente reclama ahora la compañía que fundó, Weinstein Company.

El estudio cinematográfico de Los Ángeles se presentará en quiebra dado que no pudo conseguir financiamiento de inversores, según la copia de una carta aportada por la compañía el domingo.

La desaparición del estudio de 13 años de antigüedad se produce a raíz de las acusaciones de docenas de actrices de décadas de mala conducta sexual a manos de Weinstein, lo cual desató un movimiento que generó una serie de revelaciones similares contra hombres famosos.

Weinstein Company culpó a un grupo de inversores encabezado por María Contreras-Sweet, que dirigió Small Business Administration desde 2014 hasta 2017, por el derrumbe de una oferta de 500 millones de dólares respaldada por el multimillonario Ron Burkle.

"Aunque lamentamos profundamente que su accionar haya llevado a este desafortunado resultado para nuestros empleados, nuestros acreedores y cualesquiera víctimas, ahora buscaremos la única opción viable para la junta a fin de maximizar el valor remanente de la compañía: un proceso ordenado de bancarrota", dijo Weinstein Company en la carta enviada por correo electrónico a Contreras-Sweet y Burkle.

Según la carta, las negociaciones continuaron después de que el fiscal general de Nueva York, Eric Schneiderman, dijera a principios de este mes que la oferta de compra del estudio era inaceptable.

El acuerdo carecía de "una reparación adecuada, incluida la ausencia de un fondo suficiente para indemnización de víctimas". Dejaría, asimismo, a las víctimas "amordazadas por acuerdos insidiosos de confidencialidad", explicó Schneiderman el 12 de febrero.

El grupo inversionista había dicho el 21 de febrero en una reunión con la compañía y el fiscal general de Nueva York que trabajaría con Weinstein Company para llegar a un acuerdo rápidamente, según la carta de la empresa.

Después de días de trabajo para celebrar un convenio, el grupo de inversionistas envió un documento a la empresa que aumentaba las responsabilidades del estudio y no incluía disposiciones para garantizar que los empleados recibieran los pagos, según la carta.

Los correos electrónicos de consulta enviados a Contreras-Sweet y Burkle fuera del horario comercial no fueron respondidos inmediatamente.

Placeholder block
Fuente: Sitio web de Weinstein Company

El furor por las crecientes acusaciones de que Weinstein solicitó sexo a actrices invitadas a las habitaciones de hoteles con el pretexto de discutir sus proyectos, animó a las mujeres que habían sido acosadas por hombres poderosos a denunciar a sus abusadores.

La lista de altos ejecutivos y líderes políticos que renuncian después de tales acusaciones continúa creciendo a nivel mundial e incluye los nombres de Steve Wynn, fundador y expresidente de Wynn Resorts, el exsenador estadounidense Al Franken, el inversor Dave McClure, anteriormente en 500 Startups, y el expresidente de Amazon Studios, Roy Price.

El fiscal del distrito de Los Ángeles creó incluso un equipo de trabajo especial para lidiar con un diluvio de reclamos de abuso sexual en la industria del entretenimiento.

Si bien el supuesto acoso y otras conductas indebidas por parte de hombres en una variedad de profesiones ha terminado con algunas carreras de alto perfil, el caso de Weinstein Company se destaca porque la empresa enfrenta la bancarrota directamente a causa de tales acusaciones.

El estudio, creador de películas ganadoras del Oscar como ‘El discurso del rey’ y exitosos programas de televisión como ‘Project Runway’ se tambalea por la pérdida de negocios desde que surgieron las acusaciones contra su cofundador.

Weinstein creó la empresa en 2005 con su hermano, Bob Weinstein, cuando ambos se fueron de Miramax Films.

El cineasta, quien enfrenta una ola de demandas por acoso sexual que se remontan a la década de 1970, fue expulsado de su estudio en octubre de 2017 después de que el diario The New York Times y la revista The New Yorker publicaran relatos en los que las mujeres lo acusaban de acoso sexual y violación. Él ha negado cualquier actividad sexual no consensuada.